Lecciones del Movimiento Obrero Mexicano

Diego imagen 2

Diego Martínez

Hablaremos aquí de las duras lecciones que ha dejado la subordinación del Movimiento Obrero Mexicano al Estado y su colaboración con la burguesía nacionalista.

El drama del surgimiento del Movimiento Obrero Mexicano ha representado un largo proceso de altibajos que responden a la capacidad revolucionaria en unos casos y a la dependencia estatal en otros, mantenida por el sindicalismo en su conjunto.

Desde la segunda mitad del siglo XIX, los trabajadores mexicanos crearon formas de organización acordes a la situación de elemental industrialización del país, donde los viejos gremios que producían aún en talleres artesanales habían sido predominantes, incluso hasta el final de la era porfiriana.

Sin embargo, para 1915 la masa obrera a nivel nacional ya representaba un sector considerable, por eso ante la amenaza revolucionaria de Villa y Zapata contra el gobierno de Carranza, la clase obrera fue cooptada con ayuda de Obregón, como caudillo operador de la facción constitucionalista y a pesar de su naturaleza reaccionaria y antisindical, se firma por primera vez un pacto entre ésta y los líderes de la Casa del Obrero Mundial; 66 dirigentes, olvidando sus antiguas aspiraciones anarquistas, se disponen a colaborar con el jefe del ejecutivo, creándose así los tristemente célebres Batallones Rojos, unidades de obreros militarizadas para combatir a los ejércitos campesinos en Veracruz y la Ciudad de México, so pretexto de un patriotismo que los gobiernos emanados de la Revolución supieron utilizar. Éste hecho marca profundamente el nacimiento y rostro de lo que en años posteriores significaría la alianza y subordinación del Movimiento Obrero con el Estado surgido de la Revolución Mexicana.

El suceso no pasa desapercibido al interior de la primera central sindical que aglutina a miles de trabajadores: la Confederación Regional Obrera Mexicana, encabezada por Luis N. Morones, quien funda el Partido Laborista Mexicano, -predecesor del PNR- estructura que lleva a la presidencia tanto a Obregón como a Calles, consolidando así la mancuerna de una amplia parte del sindicalismo con el Partido en el poder, siempre subordinado el primero a los intereses del segundo.

A pesar de los discursos gubernamentales de unidad nacional, revolución y justicia social; a razón de las huelgas del Sindicato de Ferroviarios y la Unión Mexicana de Mecánicos, que representaron dos de los movimientos huelguísticos más grandes de las primeras décadas del siglo XX, en 1927 Calles decreta la creación de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, institución que habría cumplido 90 años en acciones de omisión y disolución de reivindicaciones laborales básicas; pocas veces ésta ha actuado resolviendo los conflictos del lado de la verdad, más bien “concilia” a favor del patrón para evitar el cauce de cualquier proceso en la lucha de clases, con la complicidad política de la aristocracia obrera.

Se ha dicho también que el mayor auge del Movimiento Obrero Mexicano ocurrió durante el cardenismo, al caracterizarse dicho sexenio por un mayor reparto agrario, la nacionalización de grandes áreas de la industria y la supuesta concesión de derecho a las huelgas. Sin embargo, es en éste periodo cuando buena parte de los sindicatos nacionales fueron absorbidos institucionalmente y por lo tanto corporativizados, desacelerando el proceso revolucionario hacia la toma del poder por los trabajadores, convirtiendo a sus líderes en diputados y senadores primero del PNR, después del PRM y finalmente del PRI.

La historia nos demuestra que fundirse desde las direcciones obreras para subordinar el programa de lucha de los trabajadores a los intereses del Estado, solamente sirve a la burguesía nacional, que puede estar o no vinculada directamente a la expansión imperialista, pero que no deja duda en cuanto a que no es el nacionalismo de ninguna faz la salida contra el opresor, sino la independencia sindical y la unidad de la clase trabajadora entre sí, a nivel nacional e internacional, en alianza con los campesinos pobres para combatir a los gestores y dueños del capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s