Becarios y el resquebrajamiento de MORENA

Por: Georgina Franco.

El proyecto Pilares es de las iniciativas más ambiciosas del Gobierno de la Ciudad encabezado por Claudia Sheinbaum.      Recién empezado el mandato de López Obrador, se lanzó la convocatoria masiva para jóvenes y mujeres que estuvieran en busca de empleo, así como otros programas de corte asistencialista en comunidades marginadas –según la propia clasificación del Estado- para acercar a la comunidad talleres y espacios culturales, dado que para esta administración uno de los problemas fundamentales de la ciudad no es propiamente la lucha de clases o dicho de otro modo, no es la falta de empleo digno, educación de calidad y gratuita, salud integral y digna ni tampoco la plusvalía arrancada de la necesidad de la clase trabajadora, no es tampoco la situación migratoria en el sur de nuestro país y tampoco lo es el outsourcing o el charrismo sindical, y mucho menos la putrefacción que esconden debajo de la mesa, de eso que engendraron y llamaron Movimiento de Regeneración Nacional. No, para la 4T el problema fundamental, es la falta de arte, cultura y deporte en los barrios pobres.

Así es como Pilares nace      haciendo el llamado masivo a todo aquel que se supiera facilitador de saberes, desde carpintería hasta talleres más específicos que bien merecían un pago distinto al del becario. Se construyeron instalaciones para este fin, también arrancaron a los Faros (centros culturales)       su autonomía y autogestión y se hicieron las plantillas de talleristas y otras figuras más especializadas;      a los becarios se les pidió tener paciencia en los pagos, que en algunos casos tardaron 6 meses, se les pidió que contribuyeran a la mística de la 4ta. Transformación, se les pidió trabajar por sus comunidades. Se hicieron también concesiones con empresas grandes como Coca Cola, Bimbo y emprendedores capitalizados para contratar a jóvenes para que aprendieran un oficio a cambio de un salario de 3,500 pesos al mes…

                la vuelta de un año los resultados del programa son       jóvenes explotados e imposibilitados para buscar otro empleo, madres solteras talleristas arrojadas      a la desocupación laboral después de un año de desgaste y “compromiso” esperando por lo menos la continuidad en estos programas, ya que esperar una peleadísima nómina 8 –contrato por un año con goce de prestaciones- está ya en el baúl de los sueños. Abrieron de nuevo las convocatorias masivas con procesos inhumanos de filas de más de seis horas para cumplir con la entrega de documentos y entrevistas, filas inmensas de jóvenes nerviosos por no alcanzar lugar, peleas y palabrerías para asegurar por lo menos la entrega de los documentos, con la mentirosa promesa de ser considerados en la siguiente vuelta.

MORENA por su parte, está en una etapa crítica, después del chapulineo y del método fundado en un supuesto conocimiento de las poblaciones y lo que las aqueja, así como de su carácter asistencialista y de despresurización que utilizaron para fundar su administración, está dándose cuenta de la limitación que en sí      misma contiene. Antes de finalizar el 2019 hubo descontento y presión por parte de becarios (trabajadores, porque cumplían jornadas establecidas), los jóvenes comenzaron a cuestionarse el cinturón de paz y su participación ahí, los ancianos desconocieron el programa de tarjetas para el Bienestar de los Adultos Mayores por el retraso y mala organización de la entrega así como la reducción de la cantidad depositada. Justo a mediados del año anterior sacaron a sus ideólogos para generar mesas de debate, con la carta de la demagogia del liberalismo como mejor opción bajo el brazo, los medios de comunicación son benevolentes con la administración y las mañaneras han suplido el circo romano por uno donde se acusa a feministas y “encapuchados” de antidemocráticos y necios, con sed de violencia irracional. Todo esto mientras en la frontera sur se actúa con toda la fuerza militar y policíaca, la continuación y refinamiento del outsourcing, el desmantelamiento sindical con las reformas a la Ley Federal Del Trabajo, la precarización del trabajo, la salud, vivienda y la existencia misma en aras de una transformación imaginaria, del cese a la corrupción, una guardia nacional que garantice los derechos humanos, misma que encierra en jaulas a nuestros hermanos latinoamericanos. La violencia de género encerrada en pañuelos verdes que combinan con la vestimenta de una Jefa de Gobierno ineficiente y corta políticamente.

2 pensamientos en “Becarios y el resquebrajamiento de MORENA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s