POSICIÓN DEL PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO PCdeM, sobre la Pandemia COVID-19

Para emitir la presente, el Buró Político del PCdeM además de haber recopilado información de manera directa entre nuestros militantes, simpatizantes e instancias de trabajo de base, y además de considerar nuestro análisis basado en nuestro trabajo sistemático de observación y práctica dentro de la clase trabajadora, ha consultado distintos materiales de carácter periodístico, con distintas inclinaciones e intereses políticos, así como a profesionales vinculados al área biológica y de la salud.

Considerando que:

Un Partido Comunista, cuya orientación ideológica está basada en el marxismo leninismo, resuelve sus dudas acudiendo al conocimiento de carácter científico, descartando por tanto explicaciones cuyo carácter sea metafísico, idealista, o simplemente cuya construcción no esté basada en la ciencia.

Por otra parte al ser una organización que representa a la clase trabajadora, nos concentramos principalmente en la forma en que a esta le aqueja el problema y en resolver desde dicha clase y principalmente para dicha clase.

Por lo tanto, declaramos lo siguiente:

1.- La existencia del virus transmisor del COVID-19 (SARS 2 CoV2), es un hecho plenamente documentado y comprobado por distintas corporaciones médicas, en países capitalistas y socialistas,  por lo que no ponemos en duda su existencia.

2.- Por el momento no tenemos información contundente o probatoria acerca del origen del virus, por lo que hasta no tenerla, evitaremos caer en especulaciones sobre su posible fabricación artificial y daremos por cierto lo que hasta ahora se ha probado, y es que su origen no es artificial.

3.- Sabemos, y no nos sorprende, que la mayoría de las fuerzas políticas del mundo, traten de usar la aparición de la pandemia en su beneficio y quieran ocultar información que pueda perjudicarlos, por lo que sabemos que circula información desde falsa hasta imprecisa sobre el tema, pero ello no quiere decir que todo lo que se ha dicho sea falaz.

4.- El COVID-19 (SARS 2 CoV2), es un virus envuelto en una capa sensible a la desintegración del jabón y el alcohol, por lo que al disolverse la envoltura, el virus queda inactivado. Medidas como el distanciamiento, el lavado o la desinfección de manos, cuerpo y superficies, son aceptadas por científicos y médicos de todo el mundo como medidas que coadyuvan a evitar la propagación del virus y la enfermedad asociada a él, por lo que recomendamos seguir dichas orientaciones. Demandamos que las medidas ante la pandemia realizadas por el Estado, sean apegadas al rigor científico.

5.- Consideramos que la forma en que el capital administra el trabajo, la educación y la salud en la inmensa mayoría de los países capitalistas, como lo es el caso de México, ha sido negativa para la salud de las mayorías, en particular de la clase trabajadora y de los sectores más pobres de nuestras sociedades, y consideramos por tanto que la mayoría de los daños que el virus pueda causar, están asociados a dichas prácticas que han subordinado la salud pública a los intereses capitalistas.

6.- Pensamos que es una necesidad urgente, que se impida el lucro con la salud de las personas y se reconozca y garantice un derecho universal a la salud, mediante un efectivo y permanente incremento en el gasto en materia de salud; lo cual no sólo implica acceso a atención clínica, hospitalaria o a medicamentos, sino además, a garantizar una alimentación adecuada para todos y condiciones para la práctica del deporte, educación sanitaria y demás actividades benéficas para la salud. Así mismo, tiene que suprimirse cualquier incentivo que alimente vicios y adicciones entre la población.

7.- Es claro que el socialismo es un modo de producción que puede atender de mejor manera este tipo de emergencias, y que el capitalismo es incapaz de hacerlo; en ese sentido, observamos con atención las medidas realizadas por el Estado cubano, quien constituye una referencia fundamental para observar el comportamiento de un sistema sanitario integral, humano, y que además se encuentra aparejado con la educación de toda su población, la solidaridad y el internacionalismo.

8.- Garantizar la salud y las condiciones para preservarla es y debe ser obligación del Estado, por lo que ningún trabajador en lo individual es responsable por los acontecimientos actuales; por tal motivo, nos opondremos a cualquier sanción penal, laboral o administrativa en contra de cualquier miembro de la clase trabajadora o de los sectores pobres de la sociedad mexicana, tales como despidos, descuentos salariales extraordinarios o exigencias que superen sus condiciones de vida o trabajo. Especial consideración para los mayores de 60 años, que son un grupo de riesgo mayor ante el deceso.

Tampoco consentiremos sanciones hacia trabajadores informales cuya actividad no pueda ajustarse estrictamente a las disposiciones dictadas por las dependencias estatales. Ningún trabajador debe ser forzado a laborar en condiciones donde su salud  o la salud pública se pongan en riesgo, y de ningún modo se le puede sancionar laboral ni administrativamente por negarse a hacerlo. Por lo que convocamos a realizar huelgas sanitarias con salario completo.

9.- Llamamos a toda la clase trabajadora a mantenerse organizada o en su defecto a buscar mecanismos de organización ante lo que está por venir, una recesión económica cuyo costo será pasado a factura de nuestra clase y en beneficio del gran capital, quien aun en estos momentos sigue viendo la forma de lucrar con la vida y con la muerte.

10.- En las colonias también llamamos a la organización de los trabajadores para poder cumplir con las medidas sanitarias mínimas necesarias para combatir la pandemia, mediante la conquista del acceso al agua. Si no tenemos acceso al agua corriente, potable y de calidad, cumplir las medidas de higiene es una mera fantasía.

11.- Exigimos que las acciones encaminadas a reactivar la economía, sean dirigidas a la población en general, en vez de a los empresarios: moratoria y condonación en préstamos, rentas, agua, luz y predial, por al menos 6 meses; ampliación de becas, préstamos a fondo perdido, implementación de un programa especial que garantice el reparto de alimentos suficientes y control de precios con multas cuantiosas para los abusadores e incluso la expropiación en casos como ocultamiento y encarecimiento de medicinas, material hospitalario, desinfectantes y alimentos.

¡POR LA REVOLUCIÓN Y EL FUTURO COMUNISTA!

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS!

PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO

PCdeM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s