Con la reforma energética se legaliza el saqueo