¿Porque no funciona el Desarrollo Sustentable en México?: Una visión económica al respecto.

Matias Avramow

La propuesta de desarrollo sustentable lleva una gran contradicción en su origen, y está es la misma que no ha permitido que funcione. Esta propuesta se encarga de regular la extracción de recursos para la producción capitalista, cosa que va en desacuerdo con la propia producción. En México, este tipo de políticas se han implementado concretamente desde la promulgación de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente en 1988. Todo a partir de una visión internacional de un desarrollo (entendido tal cual como desarrollo capitalista) que no comprometa el agotamiento de los llamados recursos naturales.

Ya han pasado 31 años desde que en nuestro país, legisladores del Estado han escrito, derogado y, cambiado artículos y leyes buscando este desarrollo. Pero hoy, vemos en retrospectiva y encontramos que los esfuerzos y recursos gastados en este objetivo han sido contraproducentes para la mejoría del ambiente. Hoy en día las ciudades viven escenarios trágicos de contingencia, escasez de agua, además el incremento de temperaturas, que, en el campo mexicano ha sido causa de incendios y sequía. Pero, si este tipo de legislación no ha funcionado, entonces ¿Para qué ha servido? ¿Porque parece que la política ambiental en este país no ofrece ni desarrollo, ni mejoría en el ambiente? O al menos la necesaria para mejorar la vida del pueblo.

Ya han pasado 31 años desde que en nuestro país, legisladores del Estado han escrito, derogado y, cambiado artículos y leyes buscando este desarrollo. Pero hoy, vemos en retrospectiva y encontramos que los esfuerzos y recursos gastados en este objetivo han sido contraproducentes para la mejoría del ambiente. Hoy en día las ciudades viven escenarios trágicos de contingencia, escasez de agua, además el incremento de temperaturas, que, en el campo mexicano ha sido causa de incendios y sequía. Pero, si este tipo de legislación no ha funcionado, entonces ¿Para qué ha servido? ¿Porque parece que la política ambiental en este país no ofrece ni desarrollo, ni mejoría en el ambiente? O al menos la necesaria para mejorar la vida del pueblo.

El deterioro ambiental es una realidad ineludible a nivel mundial, y, centrándonos en México, es un hecho que la agenda pública no puede ignorar más tiempo. Es curioso, pero desde hace varios años, en la jerga gubernamental se han incluido los conceptos de sustentabilidad, conservación, o protección ambiental, sin embargo, en general, no hay buenas noticias para los ecosistemas mexicanos. En términos concretos no hay un desarrollo económico nacional, y no hay un incremento en la conservación y mejora ambiental, a partir de la política ambiental impuesta.

Esto se debe a varios factores, el primero y más fundamental es el económico. La política ambiental en México se centra en la regulación de la explotación de los ecosistemas, que está destinada tanto a la producción industrial como al consumo directo. En otras palabras, de manera general, la política ambiental es, en su mayoría, una política económica. Sabiendo esto podemos entender que este tipo de política afecta la producción, y el desarrollo capitalista.

El supuesto del desarrollo sustentable parte de que pueden existir ambos, un desarrollo económico, y un correcto mantenimiento del ambiente, sin embargo, observamos que a nivel nacional no se cumplen ninguno de los dos supuestos, al menos de manera satisfactoria. Con todas las décadas en las que se han hecho esfuerzos para reducir las problemáticas ambientales, el país ha perdido un 51% de sus bosques entre 1990 y 2015, y existe un deterioro en recursos básicos como el agua y el aire. Por otro lado, la tasa de producción nacional (que es como los organismos internacionales miden el desarrollo) no se han incrementado, todo lo contrario, en 40 años a bajado de 9.2 de crecimiento anual producción a una tasa del 2% del crecimiento. Además de esto, según la Comisión Nacional de Evaluación del Desarrollo de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) muestra que no ha habido un decremento sustancial de la pobreza en nuestro país, siendo que el 46% de la población se encuentra en esta categoría.

Hasta este punto, varios datos nos indican que el desarrollo sustentable es un supuesto que no se concreta, sin embargo es importante saber por qué. Es necesario entender que las políticas ambientales parten en un momento de la historia en el que se comienza a introducir el modelo neoliberal en nuestro país, y esto conlleva una expansión del dominio financiero internacional que se sobrepone a la producción y comercio. Blanca Rubio, investigadora de la UNAM advierte que esto ha ocasionado una crisis en el campo, y una reestructuración económica dentro del mismo. A su vez, esto potenció diversas consecuencias, entre ellas, el abandono al desarrollo social del campo en las prioridades del estado, y un decrecimiento en la producción en general en el país. Estos dos factores han desencadenado una falla en las políticas ambientales y de cualquier naturaleza en todas las regiones del país.

La perspectiva de desarrollo ha apuntado a la precarización de su población trabajadora, y esto ha generado un descuido en todos los asuntos ambientales. Esta perspectiva ha apuntado al abandono de la producción en el campo, y a su subasta a empresas transnacionales de agricultura, minería, pesca, y todas las actividades primarias que cubren la producción rural.

Es imposible tener un correcto manejo de los ecosistemas, sin ofrecer al menos los servicios más básicos a la población que habita en las cercanías o dentro de bosques y selvas. Si la producción sigue respondiendo a intereses financieros internacionales y no al bienestar de su población, ni las políticas ambientales, ni ningún tipo de política económica va poder impulsar el desarrollo social de este país.

Fuentes:

Gobierno de México. (1988). Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. 18/06/19, de CONACYT Sitio web: https://www.conacyt.gob.mx/cibiogem/images/cibiogem/protocolo/LGEEPA.pdf

Rubio, B. (2008). De la crisis hegemónica y financiera a la crisis alimentaria: Impacto sobre el campo mexicano. Argumentos (México, DF), 21(57), 35-52.

CONEVAL. (2016). Indice de Pobreza. 17/06/2019, de CONEVAL Sitio web: https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s