¿Qué está pasando en la Preparatoria 2?

MAURICIO HUIZAR - EL SOL DE MÉXICO - PREPA 2

Paola Martínez

Acoso escolar y sexual, sanciones absurdas, ausentismo y clases a medias, impartidas por profesores que se atreven a decirles cínicamente “a mí nadie me hace nada”, cuando los jóvenes les han reclamado su irresponsabilidad o su actitud represiva al negarles la entrada a sus clases por ser activistas estudiantiles; así como el obligarlos a comprar textos fotocopiados o boletos para asistir a conciertos y obras de teatro para poder aprobar la materia, son prácticas cotidianas en la Preparatoria Plantel 2 “Erasmo Castellanos Quinto” de la UNAM, mismas que han sido denunciadas por los estudiantes. Pero éstos han ido más lejos, cuestionando la forma en que se administra la preparatoria, los planes de estudio, la falta de seguridad y la falta de democracia en toda la estructura universitaria, así como la rendición de cuentas relacionadas con el presupuesto y los ingresos de los comercios establecidos al interior del plantel.

Denunciar esta situación y transformarla en un pliego de demandas, presentado desde el 11 de septiembre, fue posible porque los estudiantes que se movilizaron en contra de los ataques porriles, ocurridos el 3 de septiembre en contra de los estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Azcapotzalco, han logrado mantenerse organizados. Por su parte, la directora del plantel, ante la permanente exigencia de la Comunidad Estudiantil Organizada (CEO), apenas el 20 de noviembre publicó una respuesta que, dice, satisface el 90 por ciento del pliego presentado por los estudiantes. Sin embargo, su tardía respuesta no satisfizo al CEO ni logró frenar la consulta que pondría a votación su renuncia o permanencia al frente de la preparatoria. Una votación que contó con una amplia participación de estudiantes, profesores y trabajadores, realizada el 21 y 22 de noviembre y que decidió la destitución de la directora Isabel Jiménez Téllez; lo que puede entenderse como una consecuencia lógica ante su intransigencia y negligencia como autoridad. Lo más grave, cuando impera la indolencia de una autoridad, es que, al dejar crecer la problemática, ocurren hechos reprobables como el del martes 27 de noviembre, cuando estando los estudiantes en paro de 48 horas, un grupo de supuestos padres de familia agredieron a los jóvenes que resguardaban las instalaciones. Con golpes, amenazas y agresiones verbales intentaron romper el paro e ingresar por la fuerza al plantel; acciones que más bien corresponden al modus operandi de grupos porriles.

En realidad, hablar de qué está pasando en la preparatoria 2, es seguir rompiendo el silencio y hablar de lo que pasa en toda la UNAM desde hace muchos años, más aún, es cuestionar los rasgos conservadores y autoritarios inherentes a la estructura de gobierno de nuestra máxima casa de estudios. Las prácticas que se han atrevido a denunciar los estudiantes no sólo no son nuevas, sino que se han agudizado en los últimos años, y frente a las cuales la respuesta de autoridades, desde el rector en turno hasta funcionarios menores, ha sido el ocultamiento y minimizar los hechos, hasta que por su gravedad éstos terminan por desbordar los márgenes de la institucionalidad universitaria.

No existen bases objetivas para que los estudiantes organizados confíen en que las autoridades resolverán sus demandas, no cuando los llaman a dialogar mientras los acusan, en medios oficiales, de violentos; permiten las agresiones porriles; emiten comunicados oficiales tergiversando la situación; mandan mensajes de voz a los padres de familia para hacer creer que sus hijos corren peligro y es mejor que no asistan a la escuela, ante el paro activo que decidió el CEO para este jueves 29 de noviembre. Tampoco abona a la solución del conflicto que autoridades de la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria, por un lado, digan a los estudiantes organizados que procederá la destitución de la directora y a cambio les pidan devolver en su totalidad el plantel mientras que, por otro lado, publican comunicados en donde los hacen responsables de actos intimidatorios por parte de encapuchados, además de afirmar que la elección de la directora es un proceso sustentado en la “normatividad universitaria”; es decir, no reconocen la decisión de destituir  a la directora y a su mesa directiva.

Ante esta situación es urgente la solidaridad y el apoyo a los estudiantes que dignamente luchan por mejorar sus condiciones de estudio y por avanzar en la democratización de la UNAM. Es necesario exigir que las distintas autoridades universitarias, desde rectoría hasta la ya desconocida directora del plantel, dejen de intimidar a los jóvenes, menores de edad, cabe recalcar. Atender las demandas de los estudiantes organizados y el diálogo deben ser la vía para solucionar el conflicto.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué está pasando en la Preparatoria 2?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s