165 años de José Martí en nuestra América

thumbnail_Jose_Marti_tribuna

Célula Julio Antonio Mella

El 28 de enero de 1853 nacía en la América ensangrentada unos de los máximos próceres revolucionarios que con su ejemplo nos iluminaría para la construcción de la patria latinoamericana. José Martí nació en la Habana Cuba bajo el contexto de uno de los últimos bastiones coloniales en nuestro continente. Sobre su mirada se discernieron las condiciones desgarradoras que bajo el yugo de la bota de la corona española oprimían a las clases más explotadas de la isla.
Como todo un hombre de lucha y visionario de la realidad, el habanero puso a la disposición de la liberación de Cuba, sus ideas, su estrategia y su vida. Sin recato alguno, toda su voluntad siempre estuvo encaminada a ver en un futuro a una Cuba libre y anexada al gran proyecto de la unidad latinoamericana, pues sus letras, de las cuales por cierto es considerado todo un monumento de la literatura, daban cuenta de ello.
De nuestro Martí, además, se puede destacar que fue un gran constructor del partido revolucionario. Pues como fundador de éste, destacó esta vía de lucha como medio para alcanzar la independencia política de Cuba y Puerto Rico. Se destacó además como un gran organizador que aglutinó a todas las fuerzas políticas independentistas conjuntando a valerosos hombres para asignarles responsabilidades estratégicas.
La visión de Martí por mucho rebasó fronteras. Al prócer cubano no le quedó duda de que la lucha patriótica y revolucionaria en determinado momento habría de superar los límites internos de lo meramente nacional. Por eso mismo dio cuenta desde su exilio que para frenar al “gigante con botas de siete leguas” y al “pulpo dormido” habría que continuar con la obra de unidad latinoamericana que años atrás había comenzado la lucha bolivariana.
Martí nos enseñó que las ideas son hechos prácticos racionalizados. Él como una gran creyente de la ciencia y no de la especulación destaco la estrategia de la lucha bajo el manto de las ideas bien pensadas. Lo cual equivale a ser sereno pero contundente en cada golpe con estrategia. Por eso mismo argüía: “trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra”.
He aquí pues que tenemos en este gran latinoamericano revolucionario todo un continente de ejemplo de lucha. Lo asimilaron de esta manera camaradas destacados como el Che Guevara y Fidel Castro. Y así en el Partido Comunista de México honramos con honores al apóstol cubano “autor intelectual” del asalto al cuartel Moncada que dio continuidad a la definitiva liberalización del pueblo de Cuba y promotor de la unidad Latinoamericana en contra de todo tipo de imperialismo en Nuestra América, como él mismo la nombró.

¡Viva Martí! ¡Viva Nuestra América libre!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s