Prevalece manipulación mediática sobre guerra en Siria

sr

Diego Martínez

Ha reinado la manipulación mediática acerca de los últimos acontecimientos que marcaron el final del año 2016 con la liberación de la ciudad de Alepo, Siria. Por eso creemos necesario, clarificar el escenario en las guerras que se desatan sobre aquella región del Mediterráneo.

El actual territorio sirio fue ocupado durante las primeras 4 décadas del siglo XX por los colonialismos británico y francés. Después de la Segunda Guerra Mundial, se da una independencia simbólica, pero es instaurada una monarquía absolutista, la cual es sucedida por 20 años de golpes militares y revueltas de toda índole. No es hasta la revolución del 8 de marzo de 1963, cuando la facción más avanzada de oficiales del ejército, junto a intelectuales laicos y trabajadores calificados se hacen del poder con la bandera del movimiento Baaz, corriente muy prolífica del pensamiento socialista árabe cuyo impulso se dio a partir de los logros del General Gamal Abdel Nasser, presidente egipcio, que nacionalizó la industria de su país, planteando la unificación de todas las naciones árabes, no solamente como reivindicación cultural, sino también como frente contra el expansionismo sionista del Estado de Israel.

Si bien el régimen nacido de esta revolución democrático-popular no comparte del todo el programa histórico del marxismo-leninismo, es cierto que el desarrollo industrial, tecnológico y humano a partir de la década de 1970 en Siria, fue ejemplo destacado al interior del mundo árabe, ya que el principio de laicidad fue garantizado, al igual que la participación política de la mujer; la tasa de alfabetización de la población siria era de 84.2% para el año 2010. Ningún otro país de la región más que Libia compartía esta gráfica hasta antes de la llamada “primavera árabe”. Esta frase es un eufemismo utilizado para evitar referirse a la invasión de mercenarios dirigidos por la OTAN a lo largo del Levante y el Magreb.

Desde este contexto el gobierno sirio ejerce el poder mediante una coalición de 10 partidos, en donde hay socialistas, laicos y comunistas, llamada Frente Nacional Progresista. Este frente fue electo democráticamente con el 88% de aprobación popular demostrado en los últimos referéndums de 2007, 2012 y 2014. Es decir que durante las batallas iniciadas en 2011, 10 millones 319 mil 723 personas de los 16 millones de ciudadanos sirios optaron por dicha agrupación, evidenciando que la supuesta Guerra Civil no ha sido más que el cultivo artificial del fundamentalismo islámico en una sociedad acostumbrada a la convivencia de múltiples cultos religiosos.

A lo largo de estas décadas, Siria ha combatido en diversas guerras contra las distintas fuerzas del imperialismo occidental, por lo que ha sufrido pérdidas de su soberanía territorial a manos del ejército israelí. Sin embargo, esto no ha mermado el apoyo incondicional que tradicionalmente ofreció a los cientos de miles de refugiados libaneses y palestinos expulsados de su patria.

Diversos medios de comunicación e incluso organizaciones políticas  se han empeñado en ser cómplices de la campaña que la prensa burguesa ha orquestado sobre la guerra en Siria, responsabilizando únicamente al Ejército Árabe Sirio de la violencia que ha sacudido al país. Han preferido, en cambio, callar ante el financiamiento que las monarquías árabes del Golfo, como Arabia Saudí y Qatar, junto con Israel, Turquía y los estados miembros de la OTAN, entregan a militantes de grupos fanáticos, para que con total impunidad, continúen masacrando a la población civil en Siria y otros países de la región.

No es posible mantener una posición indiferente o de rechazo ante el avance de las fuerzas populares y progresistas árabes contra el intervencionismo, a pesar de que conocemos las limitaciones del gobierno de Bashar al-Ásad y los intereses imperialistas que amenazan la autodeterminación y el territorio de Siria. Saludamos el internacionalismo proletario que distintas organizaciones reafirman en la acción concreta de sus militantes, quienes entre las filas de combatientes, hoy realizan un servicio no solamente para el pueblo sirio, sino para toda la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s