Crisis ambiental y engaños del capitalismo

IMG_7237 (1)

Célula Primo Tapia        

La crisis ambiental es un fenómeno real y las consecuencias de la misma son devastadoras: calentamiento global (cambio climático) y pérdida de ecosistemas naturales. Otras consecuencias de esta crisis, que ya se experimentan en todo el planeta, son: la disminución de la disponibilidad de agua potable a causa de la deforestación y las altas temperaturas; caída en la productividad de los campos agrícolas debido a la contaminación del suelo y la escasez de lluvia; proliferación de enfermedades infecciosas; aumento en la frecuencia de huracanes e inundaciones; y la disminución de las zonas costeras e islas debido al aumento del nivel del mar por el derretimiento de los polos. Los efectos de la crisis ambiental ponen en riesgo la sobrevivencia de gran parte de la especie humana, y se vislumbra un panorama muy crítico para la humanidad.

¿A qué se debe esta crisis? Es consecuencia directa de un sistema económico que privilegia la acumulación de la riqueza para una clase dominante, a costa de la explotación de millones de seres humanos y la apropiación de los recursos naturales; un sistema económico que continúa planificando y desarrollando proyectos que solamente buscan la acumulación de más riqueza, sin pensar, en ningún momento, en el futuro.

Sin embargo, el mismo sistema capitalista propone “alternativas más amigables con el ambiente”  y “soluciones eficaces a las futuras crisis alimentarias”.  La utilización de organismos genéticamente modificados (transgénicos), principalmente para generar cultivos resistentes a condiciones extremas, como sequías, plagas y herbicidas, nos ayudará a alcanzar (según ellos) seguridad alimentaria. Lo cierto es que detrás de la proliferación de cultivos transgénicos están los intereses de empresas monopólicas (como Monsanto), dueñas de las patentes y que también comercializan los insumos (fertilizantes, herbicidas, etc.). Además, condenan a los campesinos a comprar sus semillas cada temporada, ya que las semillas producidas por los cultivos transgénicos no son fértiles. Y sólo un pequeño porcentaje de los cultivos transgénicos sirven para alimentar a los seres humanos, el resto es para alimentación de ganado y producción de bioetanol. Finalmente, están ampliamente documentadas las afecciones a la salud humana (como cánceres) como consecuencia del consumo de alimentos transgénicos.

Además de los transgénicos, con el argumento “ecológico” de una menor emisión de gases contaminantes, en México los capitalistas incentivan la producción de biodisel, obtenido principalmente de aceites vegetales como la palma africana (introducida en el país en los años 70). Los capitalistas, apoyados por los gobiernos, incentivan a los campesinos a cambiar su producción agrícola (destinada a satisfacer sus necesidades alimentarias), por el cultivo de palma africana, diciéndoles que obtendrán grandes ganancias. Pero esto es un engaño, pues el precio del fruto no es constante y depende del mercado internacional. Y en muchos casos, esta fluctuación de los precios ha llevado a la ruina a los campesinos. Además, los cultivos como el de la palma africana tienen que ser tratados constantemente con herbicidas y fertilizantes, por lo que el suelo y el agua de las regiones en donde se produce la palma africana tienen altos niveles de contaminación. Este tipo de cultivo está poniendo en riesgo la autosuficiencia alimentaria de las comunidades, la salud humana y las regiones que aún conservan grandes áreas de bosques tropicales.

La crisis ambiental es una consecuencia directa de la voracidad de la clase burguesa, que inclusive usan de manera ambigua términos como “sustentabilidad” y “ecológico”, tan sólo para acrecentar sus ganancias. Por lo que es necesario incorporar a la agenda revolucionaria las luchas en defensa del medio ambiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s