Periódico 30-30 Cuatro años cumpliendo nuestra tarea

Prensa

Paola Martínez

En mayo del 2012 se publicó el número 1 de nuestro periódico, con la tarea de ser un medio de agitación que funcionara a la vez como organizador colectivo. En ese momento planteamos: “nuestro periódico es el instrumento del Partido Comunista de México para hablar con los trabajadores de todo tipo, rurales o urbanos, asalariados o por cuenta propia, tengan o no tengan sindicato”. Luego de cuatro años, reiteramos nuestro objetivo: que el 30-30 sea un arma de lucha para los obreros, los campesinos y todos los sectores explotados.

Así, el contenido de nuestro periódico pretende ser claro y conciso, con análisis y orientaciones políticas de interés para la clase trabajadora, que sean útiles para la lucha diaria en sus espacios de intervención y centros de trabajo. Por ello, el 30-30 busca también ser un medio de propaganda y educación, no en el sentido academicista del término, sino combativa y políticamente; es decir, no nos interesan los análisis eruditos o los textos meramente doctrinarios. Justo porque contamos con el marxismo- leninismo como herramienta para mostrar la realidad, consideramos que tal formación debe ser inherente a nuestra práctica y reflejarse en lo que escribimos sobre los acontecimientos cotidianos, ya sean de nuestras luchas sectoriales o de la política nacional e internacional.

A cuatro años de cumplir con nuestra tarea, precisamos fortalecer nuestro periódico como un organizador colectivo que, ya lo hemos dicho, tiene como horizonte la derrota definitiva de la burguesía y la construcción del socialismo-comunismo. Necesitamos que cada camarada, colaborador o simpatizante del PCdeM se atreva a reflexionar, escribir y difundir su lucha. Los comunistas debemos ser capaces de hacer ver la importancia de que nuestros camaradas trabajadores compartan, por su propia voz, su experiencia, sus ideas, sus aprendizajes.

Que hagan suyo el 30-30 significa además, que a través del reconocimiento de sus avances, así como de las dificultades que enfrentan para impulsar y construir organización permanente, de base e independiente, reconozcan sus intereses de clase y dirijan sus esfuerzos hacia nuestro enemigo común: el Estado capitalista.

Necesitamos aprender de la lucha sindical y conocer los problemas que enfrenta el sector estudiantil para organizarse de manera permanente, tanto como necesitamos aprender de cómo desarrollan nuestros camaradas y aliados la organización política en el campo o en comunidades indígenas, pasando por las batallas diarias de la organización barrial y los proyectos de resistencia juvenil.

Para tal propósito, vale recordar las palabras del camarada Julio Antonio Mella refiriéndose al periódico El Machete: “solamente estando escrito por todos y expresando el sentir de toda la masa, en sus varias manifestaciones, el periódico será útil. Vendrá a ser un inmenso fuelle soplando en todos los lugares donde exista el descontento de una lucha de clases, para encender la hoguera general”[1].

Estamos seguros de que la militancia de nuestro partido hará lo necesario para alcanzar este propósito.

[1] El texto, por partes, puede consultarse en los números 4 al 9 de nuestro periódico y, de manera directa, en el libro “Julio Antonio Mella en el Machete” de Raquel Tibol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s