El verdadero rostro de las relaciones capitalistas

CP

Carlos Ramos

Dentro de una formación social existe un modo de producción dominante. En el caso mexicano, es el capitalista. En este régimen se generan relaciones de producción y relaciones sociales de producción, es decir, relaciones jurídicas, económicas, políticas e ideológicas. Sin embargo, estas relaciones no siempre se muestran de forma explícita, por el contrario, están ocultas, porque así conviene a los intereses de la clase dominante. Por ejemplo, en este régimen el trabajo asalariado se presenta como el contrato entre el trabajador libre y el comprador de fuerza de trabajo. Esta relación está mediada por el salario, es decir, el precio de la fuerza de trabajo que paga el capitalista al obrero por un trabajo útil y por un tiempo determinado. En esta relación ambos se presentan como iguales. Pero hay que señalar que con el salario se oculta la apropiación del trabajo no retribuido, en otras palabras, el tiempo que el obrero tarda en reproducir su salario y el tiempo que trabaja gratis para el patrón, además de la renuncia del trabajador de quedarse o participar de lo producido, pues esa mercancía también pertenece al patrón. De manera que el obrero y el patrón no son iguales, aunque la apariencia nos quiera indicar lo contrario. En el régimen de trabajo asalariado también se oculta que el trabajo está socializado, aunque no así la ganancia.

Así podríamos multiplicar los ejemplos en cuanto a las relaciones que se generan. Sin embargo, debemos señalar que estas relaciones no son el resultado de la casualidad o producto de algún ente metafísico, por el contrario, como ya explicaba Marx en el Prólogo a la Contribución de la Economía Política  del 1859: “El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia”. De manera que tanto las ideas como las relaciones son el producto de lo económico, de las condiciones materiales, de quién trabaja, con qué lo hace y quién se queda con lo producido.

Ahora bien, preguntémonos algo básico para el ser humano: ¿Qué sentido tiene el trabajo? Evidentemente, generar riqueza y reproducir la propia existencia. Pero, ¿qué se esconde tras el trabajo en las relaciones capitalistas? Para tratar de descubrirlo, preguntemos: ¿Quién se queda con la riqueza generada por los trabajadores? No es otro más que el burgués, aunque aparentemente el trabajador también disfruta de esa riqueza. ¿Bajo qué condiciones trabaja y vive el obrero? El trabajador vive con lo mínimo, bajo unas condiciones precarias, cada vez con menos prestaciones, individualizado y coaccionado para que no se pueda organizar; además, con la imposición de estar “agradecido” de que alguien le da trabajo. Esto es lo que nos han hecho creer. Lo cierto es que el trabajador es el que genera la riqueza y tiene derecho a disfrutar de su trabajo, de organizarse, de trabajar de forma colectiva. Su condición no tiene por qué ser la precariedad.

Del trabajo y sus condiciones todavía hay mucho que decir, pero esto sirve de ejemplo para ver que las apariencias son engañosas. Por ello debemos tener claridad en cuanto a las relaciones sociales que entraña el régimen de trabajo asalariado del capitalismo, para explicarnos nuestra formación social, pero sobre todo, para actuar y saber hacia dónde debemos golpear para acabar con el capital. Pues con dichas relaciones esclarecidas, no estaremos confundidos y desorganizados, al contrario, podremos despertar del sueño embrutecedor al que nos han sometido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s