Preparan elecciones para representantes sindicales en el STUNAM

STUNAM

Damaris Castillo

Se acercan elecciones al XVIII Congreso General de Representantes del STUNAM (Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México). Es un periodo difícil para todos los trabajadores, porque nos enfrentamos a un amargo dilema: creer o poner en entredicho lo que en campaña nos prometen nuestros mismos compañeros de base que aspiran a ocupar un cargo de representación sindical en alguna dependencia.

Los trabajos del Congreso empiezan desde la aprobación de la convocatoria por parte de CGR actual, para que ésta pueda ser publicada en tiempo y forma. Esto contempla todo un procedimiento y concluirá con una votación general el 10 de junio del presente año, en la cual participan todos los trabajadores afiliados al Sindicato. Desde ahora, los trabajadores ya empezamos a hacer trabajo político con la base, a veces sin ser conscientes de ello, pues hablamos con nuestros compañeros de dependencia acerca de las próximas elecciones y tratamos hábilmente de sondear quién les gustaría que quedara en la delegación sindical próxima.

Como es bien sabido, dentro del STUNAM hay varias corrientes políticas, unas más fuertes que otras, que disputan la dirección del Sindicato. Pero haciendo de lado, por un momento, las afinidades que podamos o no tener con determinadas corrientes y sus aspirantes a puestos de representación sindical, lo que es más importante recordar (y usualmente olvidamos) es por dónde debemos comenzar el trabajo político: realizando pequeñas reuniones con los trabajadores para poder conocer sus necesidades, inquietudes y molestias, y  para saber cuáles son los requerimientos de la dependencia; se deben tratar de  formar agendas donde queden asentadas todas estas peticiones de los trabajadores, las cuales se trabajarán con las autoridades de la Universidad. Es muy importante tener propuestas de trabajo para poder presentarlas a los compañeros. No se trata sólo de prometer o buscar la simpatía de los compañeros como posibles votantes, sino buscar el beneficio de las bases trabajadoras.

Porque hablemos claro: estando ya en el cargo a muchos trabajadores se les “olvida” todo aquello que prometieron, como hace cualquier otro político, y sólo buscan el beneficio propio. No debemos permitir que esas prácticas sucedan entre nosotros. Lo que se espera de un compañero o compañera al que hemos elegido como nuestro representante ante la patronal, es que atienda las problemáticas y necesidades del centro de trabajo, pues se supone que es alguien que ha pasado por todos los problemas que enfrenta un trabajador. Tampoco debe permitir que el patrón nos enemiste mediante conflictos superficiales que sólo buscan separarnos y debilitarnos como trabajadores.

Sabemos que tenemos obligaciones con nuestro patrón, pero también tenemos derechos, que están amparados por un Contrato Colectivo. Es importante hacer conciencia con nuestros mismos compañeros de clase que debemos apoyarnos e inducir al conocimiento de nuestro Contrato y Estatutos, y nunca obstaculizar ni violar nuestros mismos derechos laborales. Todo depende de no perder de vista por qué y para qué elegimos representantes sindicales, y recordar que el hecho de ocupar un cargo sindical, nos obliga a trabajar en defensa de los trabajadores y no al contrario. No olvidemos que es una responsabilidad muy grande representar a los trabajadores, pero también es un honor, construir cada día un sindicato verdaderamente clasista, más combativo y de base.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s