Detengamos la represión con organización

LOGO

Andrés Ávila

El Estado mexicano sigue aumentando la represión y se prepara para escalarla aún más. En los últimos años hemos visto cómo ha retomado métodos represivos que en algún momento se dijo que eran cosa del pasado: la prisión política, la desaparición forzada, el asesinato y sembrar el terror en la población. Todos estos métodos van adquiriendo niveles cada vez más preocupantes.
El caso de Ayotzinapa es sin duda el más emblemático por su magnitud y por su brutalidad; caso en el que el Estado mexicano sigue negando su participación al tiempo que ejecuta una serie de acciones que corroboran su interés en reprimir duramente a los estudiantes de las Normales rurales combativas.
En los últimos meses hemos sido testigos, por ejemplo, del encarcelamiento de líderes comunitarios y profesores de la CNTE, quienes han sido trasladados a penales de máxima seguridad; hemos presenciado el aumento de policías antimotines que además lucen equipo y armamento nuevo, así como la aprobación de leyes que prohíben marchas y movilizaciones; también hemos sido testigos de desalojos violentos contra la población civil, donde incluso se usaron armas de fuego que le arrebataron la vida a menores de edad. Cada vez son más los casos documentados y probados en que tanto el Ejército como la Policía Federal asesinan civiles desarmados.
No cabe duda que las movilizaciones del 2014 y algunas de 2015 por el caso Ayotzinapa han sido un episodio importante de organización y lucha. Sin embargo, el Estado mexicano no ha rectificado significativamente su política y la represión sigue intensificándose, lo que nos obliga a todos quienes formamos parte del movimiento social organizado a preguntarnos: ¿Qué hacemos ahora que nuestra voz se ha escuchado, pero que el enemigo de clase no retrocede?
Hemos exigido la verdad sobre lo que ocurrió en Ayotzinapa, pero persisten incógnitas importantes, la más significativa es el paradero de los normalistas. A estas alturas, sin embargo, la culpabilidad del Estado ya ha sido plenamente demostrada y documentada: fue el Estado. Y esta verdad amerita acciones. Pero pareciera que de pronto el movimiento social organizado se queda sin acciones a corto plazo, y por ello vale la pena preguntarse, ¿qué hacemos con la verdad sobre Ayotzinapa?, ¿sólo la anotaremos en la lista de agravios? Y si se revelaran más elementos de los que ya de por sí prueban la responsabilidad del Estado mexicano, ¿qué vamos a hacer?
El Estado es el autor de la represión, y esa es precisamente su función histórica. Y para reprimirnos cuenta con un sinnúmero de instrumentos que no duda en utilizar. Por eso es muy importante comprender que no puede ser, ni será el Estado el que detenga la represión, sino el pueblo trabajador organizado. Sólo éste puede obligar al Estado a parar la represión. Para ello tenemos que forzar al Estado, desarmarlo, obligarlo a cumplir al menos, la legalidad democrática que pregona.
El Estado busca desarmarnos, quitarle al pueblo trabajador precisamente a sus elementos más combativos, o los mejor organizados; busca imponer terror, inhibir la protesta y gobernar sin tropiezos. No permitamos que nos siga desarmando, mejoremos nuestra capacidad de lucha.
Esa fue una de nuestras principales preocupaciones cuando decidimos fundar el Partido Comunista de México (PCdeM) hace cinco años: darle armas al pueblo trabajador, darle cuadros preparados políticamente, organizados y combativos, y alentar a quienes luchan a nuestro lado y a quienes aún no lo hacen, para sacudirse el miedo y prepararse para una gran batalla, pues frente a nosotros tenemos a un enemigo fuerte pero no invencible.
Todos nuestros esfuerzos están por tanto, concentrados en hacer que esa victoria llegue, para que pare ya el sufrimiento impune de trabajadores, campesinos y demás explotados y oprimidos de nuestro país, con rumbo a la consolidación del socialismo-comunismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s