Quienes orquestaron la matanza del 68 son los mismos que hoy todavía conservan el poder

LOGOHace 47años, México vivió uno de los episodios más crueles en su historia. El Estado, representado en el gobierno por el priista Gustavo Días Ordaz, usó de manera brutal al ejército para asesinar a jóvenes estudiantes congregados en la Plaza de las Tres Culturas. Eran jóvenes identificados con ideas de libertad que protestaban ante un régimen autoritario y opresor, quien utilizaba a la fuerza represiva para eliminar todo movimiento social organizado. Fueron tres bengalas las que anunciaron el inicio de la masacre y las que marcarían la historia de las luchas estudiantiles en México.

Hubo miles de heridos y de personas aprehendidas y desaparecidas. La cifra exacta de muertos nunca se ha sabido con certeza, algunos dicen que pudieron haber sido varios cientos. Aquel 2 de Octubre de 1968 se hirió a la juventud de todo el mundo. Como en la conquista, el suelo tlatelolca volvía a sangrar.

Este hecho representó la intolerancia de la clase dominante y de los grupos políticos que dirigían al país, frente a toda manifestación ideológica que estuviera en desacuerdo con sus prácticas políticas. Aquellos que orquestaron la matanza de estudiantes en Tlatelolco, son los representantes de la misma clase explotadora y violenta que hoy todavía conserva el poder del Estado.

Las balas asesinas del 68 se encuentran entre nosotros cuando el gobierno reprime a los normalistas en Michoacán, encarcela a estudiantes en Puebla o cuando secuestra a estudiantes de Veracruz. La herida que nunca cicatrizó vuelve a sangrar cuando desaparecen a 43 normalistas en Iguala, Guerrero, y no se castiga a los culpables. Se repite la misma práctica represiva contra los estudiantes en todo el país, cuando estos exigen mejores condiciones educativas o luchan por transformar su realidad inmediata, y lo único que reciben como respuesta, por parte del Estado, es la brutalidad policiaca.

Hoy, que celebramos la lucha estudiantil y tenemos presentes a los compañeros caídos en Tlatelolco el 2 de Octubre de 1968, el Partido Comunista de México (PCdeM) en el Distrito Federal y el Valle de México, marcha junto a otras organizaciones sociales del país para exigir justicia, y castigo a los culpables, entendiendo que el acto determinante para combatir estos actos genocidas es la organización permanente de las clases populares, encabezadas por la clase trabajadora de la ciudad y el campo quienes, junto a los estudiantes de México, se convertirán mediante la firme organización clasista en una fuerza difícil de derribar.

El Partido Comunista de México (PCdeM) en el Distrito Federal y el Valle de México, rechaza toda forma de autoritarismo y de opresión en contra de las luchas estudiantiles, y todas aquellas prácticas implementadas por el Estado para reprimir a esas voces que se alzan y gritan: ¡Justicia¡, ¡Justicia¡, ¡Justicia¡

Por la revolución y el futuro comunista

¡Proletarios de todos los países, uníos!

 Comité Regional del Valle de México

Partido Comunista de México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s