A un año de distancia: generemos más y mejor organización

2015-09-13 18.51.49

Job Hernández
A un año de distancia, la responsabilidad del Estado en el asesinato y desaparición de los normalistas está fuera de toda duda, a pesar de los esfuerzos del actual gobierno por atenuarla o eludirla mediante ese montaje que pretendió tener “la verdad histórica” en el bolsillo. El reclamo de justicia que ha recorrido el país en estos meses es certero: fue el Estado. Y nada podrá contra esta convicción popular.
Sobre todo porque en esta ocasión no se trata de indicios o sospechas. Hay pruebas contundentes de la participación de distintas fuerzas e instituciones en la trama criminal. Se ha comprobado fehacientemente, lo que era vox populi: el Estado mexicano actúa contra sus ciudadanos en complicidad con la delincuencia organizada. La línea divisoria entre ambos componentes no existe. La colaboración es estrecha; la imbricación es profunda. Son una y la misma cosa.
La verdad ha quedado al desnudo. Sólo resta saber qué hacemos ante ella.
En el Partido Comunista de México somos de la opinión de que debemos ir a fondo en la extirpación de la enfermedad, cambiando no sólo la superficie del Estado mexicano sino sus fundamentos. Es la hora de pensar en la necesidad de un nuevo Estado, con un contenido de clase y una forma diametralmente diferentes de las actuales. Y esto se llama revolución.
Pero una revolución no es cosa sencilla. Requiere que estemos preparados si tenemos la intención de llevarla a buen puerto.
El elemento estratégico de la revolución es la posesión de una fuerza de tamaño suficiente para aplastar al enemigo. Necesitamos ser muchos, sumar cada día nuevos elementos, hacer que nuestro movimiento tenga una dinámica expansiva. Ninguna minoría, por muy audaz que sea, puede sustituir el peso crucial de las multitudes en la confrontación.
Pero debe tratarse siempre de una multitud organizada. No podemos asistir a la lucha confiando exclusivamente en la cantidad. Debemos organizarnos. Esto significa remontar la tendencia a la dispersión y a la acción individual que nos impone la sociedad burguesa, además de la desconfianza casi visceral que tenemos en los representantes y las estructuras permanentes. Como ha quedado demostrado en estos doce meses, la asamblea como única forma de organización frena al movimiento en lugar de dinamizarlo, lo hace ineficaz en un trance histórico de vital importancia, lo divide y genera desánimo por sus largos debates y magros resultados.
Por esa senda no podemos continuar. El momento reclama más y mejor organización. De lo contrario, como en otras ocasiones, el Estado será capaz de aguantar la oleada de indignación hasta que se disipe o amaine. Y nuestro reclamo de justicia quedará sepultado en la montaña de impunidades que se acumulan en el haber del Estado mexicano.
Por eso, el Partido Comunista de México considera a los normalistas rurales no solo como víctimas sino como protagonistas eficientes del cambio histórico y como ejemplo a seguir. Tienen una organización permanente, basada en principios organizativos claros y eficaces. La existencia de una organización de esa naturaleza les ha permitido aguantar la embestida de aniquilamiento que sufren desde hace décadas. Seguir su ejemplo nos ayudará a contar con un contingente popular que además de numeroso, esté mejor organizado y sea cada vez más disciplinado.
Nada sustituirá el papel determinante de una mayoría organizada. Es nuestra responsabilidad contribuir a crearla. Las víctimas de la violencia de Estado y el dolor de los padres de los normalistas desaparecidos nos exigen que seamos serios en la lucha.
El Estado mexicano actual no tiene remedio. La ruta es la construcción de un nuevo Estado. Eso se llama revolución. Debemos estar preparados para afrontar la tarea. Tomemos a los normalistas rurales como ejemplo. Generemos más y mejor organización.
¡Justicia para Ayotzinapa significa presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos, no más asesinatos ni desapariciones forzadas, alto a la ofensiva contra las normales rurales, crear y fortalecer instancias de poder popular y derrocamiento del gobierno de Peña Nieto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s