Ni el chantaje oportunista, ni la bota de la Unión Europea: ruptura y socialismo es el camino del pueblo griego

11247896_878761958826631_843945590167254337_n 

Irlanda Amaro

El pasado 26 de junio el gobierno de coalición griego, encabezado por Alexis Tsipras anunció un referendo el próximo 5 de julio para en el que el pueblo griego “elija” entre la aceptación y la no aceptación del nuevo memorándum de la Unión Europea para la solución capitalista a la crisis de Grecia. El memorándum ofrece un préstamo de hasta 15 mil millones de euros por parte de sus socios de la eurozona, a fin de que el gobierno heleno cumpliera con sus interminables pagos al Fondo Monetario Internacional y al Banco Central Europeo. Las condiciones del financiamiento son la aplicación de duras medidas de austeridad para el pueblo; medidas que conllevan un incremento de impuestos, reformas laborales y el desmantelamiento del sistema de pensiones.

El llamado al referendo ha sido difundido en distintos medios internacionales como un desafío y una valerosa respuesta del gobierno de Alexis Tsipras a las imposiciones de la Unión Europea. Sin embargo, es necesario observar de cerca las opciones del referéndum y sobre todo, la propuesta alternativa de Tsipras al memorándum de la Unión Europea, una propuesta que de alternativa tiene realmente muy poco.

De entrada hay que decir que el referéndum solo tiene las opciones Sí y No a la propuesta de la Unión Europea y oculta el hecho de que votar por el “NO” implica la aceptación de la propuesta del gobierno de SYRIZA-ANEL. La propuesta de la Coalición hecha el pasado martes, justo al término del plazo de pago de Grecia, solicita un nuevo contrato de préstamo que llega a 29,1 mil millones de euros para el período 2015-2016 (el mismo plazo planteado por una UE) , y como menciona explícitamente Tsipras en su carta dirigida al eurogrupo y filtrada por la agencia de noticias Reuters, estas cantidades se utilizarán exclusivamente para pagar la deuda estatal pública exterior e interior, es decir, sin dar ni un solo euro para satisfacer las necesidades populares.

La propuesta de la Coalición contiene únicamente ligeras variaciones a la propuesta de UE, pero en esencia es idéntica al plan planteado por la eurozona, en cuanto a las medidas antipopulares propuestas por ésta. Desde el principio, la propuesta de SYRIZA deja claro que:

  • El nuevo contrato de préstamo, se compromete a utilizar hasta el último centavo para pagar la deuda.
  • No hay posibilidad que los nuevos préstamos se devuelvan a los activos de los fondos de pensiones y a otras entidades para sus beneficiarios, fondos que fueron arrebatados a los beneficiarios mediantes acciones legislativas.

En términos laborales, de seguridad social y salarios, acepta en su totalidad las reformas propuestas de la troika. Acepta sin ninguna variación el incremento a la edad de jubilación hasta 67 años, sólo varía en tres años el plazo. Igualmente, acepta sin cambios la reducción en el pago de las pensiones en un 0.5 % en 2015 y 1% en 2016 (con lo cual se reduciría ya por tercera vez la pensión de los trabajadores jubilados).

En cuanto a incrementos de los aportes directos de los trabajadores a la seguridad social, SYRIZA propone un incremento del aporte de los trabajadores a los fondos de pensiones principales de 4 a 5 % frente a 6% que propone la UE y el incremento de los aportes a pensiones para salud de 0% a 5%, frente al de 0 a 6% por ciento que propone el memorándum; es decir, una diferencia de 1% en cada rubro, pero igualmente reduciendo la aportación estatal y de patronos, dando la mayor carga al trabajador. Todos los otros rubros: establecimiento de salarios competitivo, incrementos de impuesto a los empleados y reducción de apoyos y subsidios, permanecen sin variación. Los rubros de impuestos, impuestos a los subsidios de los campesinos, rescate a los bancos y gastos contienen las mismas medidas presentadas por la Unión Europea con la única variación en la reducción del gasto en defensa, dónde la Coalición se manifiesta por una reducción de 200 millones de euros, frente a los 400 millones que propone la UE.

La solicitud de la coalición SYRIZA–ANEL, es más sustanciosa, en cambio, en cuanto al tema de la reestructuración de la deuda estatal. Sus propuestas están basadas en las sugerencias hechas por una parte de la Comisión Europea y el FMI, con el objetivo de convertirse en una petición “viable y sostenible a largo plazo, hasta el final del préstamo o antes”.

La propuesta, busca sobre todo negociar la cancelación de los préstamos del gobierno griego con Banco Central Europeo (BCE), transfiriéndolos al Fondo Monetario Internacional. Dicha eliminación de los préstamos con el BCE es, según el periódico comunista Rizospastis, un requisito previo para la integración de poderosos grupos empresariales griegos a los programas de “flexibilización monetaria”. En ese sentido, la propuesta de SYRIZA-ANEL no está orientada en ningún sentido a aliviar las necesidades inmediatas del pueblo griego y a proteger su seguridad social, sino a fortalecer las partes del capital griego con los que SYRIZA se comprometió desde su campaña.

Así parece entenderlo el ministro de economía de Grecia, Yanis Varufakis, quien desde su blog, llamó al pueblo heleno a votar por el “NO” en el referendo, argumentado que esto dará un “margen más amplio” de negociación a Grecia con la “Europa oficial”. Arguye también que la propuesta del gobierno de SYRIZA-ANEL está a tono con los deseos de reestructuración de la deuda expresados por el mismo Fondo Monetario Internacional, el gobierno de Estados Unidos y otros gobiernos que no especifica (seguramente aquellos que junto con EU, vieron en SYRIZA la posibilidad de sacar provecho en su disputa inter-imperialista con la UE).

Finalmente, arguye que votar por el “NO” garantiza la permanencia de Grecia en la zona euro en mejores condiciones, ya que su permanencia no está puesta a negociación; con lo cual cabe preguntarse por qué con su silencio sobre este tema hasta hace pocos días, el gobierno ha aceptado implícitamente el brutal chantaje al que ha sido sometido el pueblo griego por los medios de información europeos para que acepte cualquier propuesta que los mantenga en la zona del euro.

Para el pueblo griego, trabajadores, trabajadores por cuenta propia y campesinos, el referendo no significa más que la elección de la cuerda con la cual ahorcarse, ya sea a favor de los intereses el capital alemán y francés o bien, fortaleciendo los intereses del capital griego y estadounidense.

 

La propuesta del Partido Comunista de Grecia

El Partido Comunista de Grecia (KKE), desde que conoció las propuestas del referendo, las caracterizó a ambas -la propuesta de la UE, BCE y la de la Colación SYRIZA-ANEL-, como un “Sí” a las medidas de austeridad y las reformas antipopulares que tanto han afectado al pueblo griego los últimos años. Además de considerar la medida del referendo como una maniobra de SYRIZA para tratar de salvar su bancarrota electoral, orillando al pueblo heleno, mediante chantajes, a elegir, de una u otra forma, la aplicación de las medidas y la permanencia en la Unión Europea.

En cuanto SYRIZA presentó el llamado al referendo, la fracción parlamentaria del Partido Comunista de Grecia, exigió que se clarificara que votara por el “NO” significa la aceptación de la propuesta de SYRIZA-ANEL y presentó una propuesta para que fuera incluida en la boleta, aunque dichas peticiones fueron negadas. La propuesta del KKE, incluye caminos específicos para enfrentar la crisis, pero no en los términos capitalistas, ni acosta del pueblo, tomando en cuenta que el pueblo nunca ha recibido un solo centavo de los préstamos y que no está obligado a pagarlos. Las propuestas son:

  • NO a las propuestas de la UE, FMI BCE y NO a la propuesta del gobierno griego.
  • Retirada de la Unión Europea con el pueblo en el poder.
  • Abolición de los memorandos y de todas las leyes de aplicación posteriores a la crisis.

En su comunicado sobre el referendo, el KKE está llamando al pueblo a utilizar la consulta para mostrar su rechazo a las medidas de la UE y para fortalecer la oposición ante quienes se empeñan en dar una salida capitalista a la crisis. La campaña “NO a la UE/NO a SYRIZA-ANEL” busca que se refuerce la lucha por “la única salida realista de la actual barbarie capitalista, que solamente tiene un contenido: RUPTURA-RETIRADA DE LA UE, CANCELACIÓN UNILATERAL DE LA DEUDA, SOCIALIZACIÓN DE LOS MONOPOLIOS, PODER OBRERO Y POPULAR”.

La propuesta del KKE es la única realista, la única que tiene como interés inmediato el alivio del pueblo y la que puede resguardar la soberanía de Grecia, puesto que la actual crisis y las disputas inter-imperialistas han puesto a Grecia a merced del fascismo y la guerra.

El KKE declara que “el pueblo no debe elegir entre los monstruos de Escila y Caribdis”[1] sino expresar y luchar con todos los medios y maneras contra la posición de la UE y de los memorandos respaldados por SYRIZA. Llama a “cancelar” este falso dilema al votar sobre la boleta por la propuesta del KKE y a movilizarse para apoyar esta propuesta.

Como comunistas es nuestro deber difundir y dejar clara la falsedad del referendo que promueve el oportunismo de SYRIZA. Es una tarea importante desmentir la interpretación que coloca a SYRIZA como un elemento desafiante del actual orden capitalista. Esta interpretación ha creado confusión y equívocos, ya que en la prensa internacional no se muestran las limitaciones de las opciones puestas a elección en el referéndum, ni el parecido de la propuesta de SYRIZA con la propuesta de la UE. Como comunistas, estamos atentos a todas las tretas del oportunismo y el reformismo para combatirlas entre los trabajadores y campesinos pobres, en la medida que esto nos sea posible y pertinente en nuestros espacios de intervención.

Es necesario respaldar la lucha del pueblo griego en contra de todas las medidas antipopulares y bárbaras a las que quieren someterlo los poderes del capital de la UE y también el gobierno oportunista de SYRIZA. Respaldamos, sin duda, al KKE en su respuesta combativa, dónde queda claro que la salida no puede ser ni el chantaje oportunista, ni la bota de la Unión Europea: ruptura y socialismo es el camino.

 

[1] Escila y Caribdis son dos monstruos marinos de la mitología griega situados a orillas opuestas del canal de Mesina. La mitología refiera que al alejarse de uno, los marinos se acercaban al otro y viceversa. El dicho “encontrarse entre Escila y Caribdis” en el habla popular griega refiere a encontrarse entre dos peligros y a que el intentar alejarse de uno te conduce al otro inevitablemente. Nota del PCdeM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s