En circulación, el número 11 de nuestro periódico 30-30

30-30 11 LA BUENA bis

En la tarde de ayer, durante la marcha por Ayotzinapa realizada en la ciudad de México, comenzó a circular la versión impresa de nuestro periódico 30-30. En los próximos días estará disponible en este sitio electrónico. A continuación adelantamos la nota principal.

¡JUSTICIA PARA AYOTZINAPA!

El momento exige de estudiantes, trabajadores y campesinos saltos en su conciencia y práctica, para colaborar en la lucha de una forma más efectiva y duradera.

 Irlanda Amaro

El Partido Comunista de México (PCdeM) inicia su campaña “Justicia por Ayotzinapa significa…”. En dicha campaña se impulsan cinco objetivos que nuestra organización, basado en su análisis de la realidad concreta, considera que debe y puede alcanzar el movimiento popular que seriamente y con compromiso busque justicia para los hechos sucedidos el pasado 26 y 27 de septiembre en Iguala. Estos objetivos son:

1.- Presentación con vida de los 43 normalista desaparecidos.

2.- No más asesinatos ni desapariciones forzadas.

3.- Alto a la ofensiva contra las Normales Rurales.

4.- Crear y fortalecer instancias de poder popular.

5.- Derrocamiento del gobierno de Enrique Peña Nieto.

El PCdeM considera que estamos viviendo un momento particular de la lucha de clases en México. Lo hechos de Iguala han agudizado una serie de conflictos que llevan décadas gestándose en nuestro país. Nuestra organización llama a tener presente que dichos sucesos, que han potencializado el descontento de miles de campesinos, trabajadores y estudiantes en México, suceden en el marco de un profunda crisis económica, en el cual ha sido necesario realizar restructuraciones que han golpeado a los sectores populares. Hay que tomar en cuenta también que la burguesía ha venido ganando terreno en México, aprovechando la bancarrota de algunas de las fuerzas clasistas que en algún momento le hicieron contrapeso a nivel nacional e internacional. En los últimos años la burguesía ha golpeado aquellos espacios de organización en donde la correlación de fuerzas era favorable a las clases explotadas. Basta recordar el ejemplo del Sindicato Mexicano de Electricistas, al magisterio democrático, al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y ahora al normalismo rural.

Por esto, en su balance, el PCdeM considera que, independientemente de las posibles interpretaciones que pueda haber sobre el detalle de los hechos en la tarde del 26 y 27 de Septiembre, está claro que el principal responsable es el Estado mexicano, entendiendo a éste como la organización represiva de la clase dominante y no una serie de instituciones que funcionan de manera incorrecta. Los hechos de Iguala muestran el carácter esencialmente violento y de dictadura de clase del Estado, que no duda en reprimir a cualquier grupo que se oponga a sus intereses. Este es caso de los normalistas rurales, que constituyen un sector que se opone combativa y organizadamente a los caprichos de la burguesía y que tiene influencia en otras luchas del país.

Esa verdad acerca de la naturaleza represiva del Estado burgués, hace necesario continuar las movilizaciones, las marchas, los paros y los volanteos por Ayotzinapa. El pueblo de México ha respondido con dignidad y ánimo de lucha ante la represión del Estado y podemos decir que la balanza no se ha inclinado hacia ningún sector y que los logros del movimiento popular todavía están por definirse, pues el Estado no ha logrado apagar las movilizaciones, pero el movimiento tampoco ha obtenido logros más allá de la detención de José Luis Abarca y la renuncia de Ángel Aguirre.

La campaña “Justicia por Ayotzinpa significa…” llama a continuar la participación e intervención de todas la fuerzas clasistas y sectores organizados de trabajadores, estudiantes y campesinos en la lucha por hacer plenamente responsable al Estado de lo sucedido en Iguala. Es preciso reconocer que aunque los hechos han despertado un ánimo de lucha generalizado, no todos los sectores participan y comprenden la coyuntura al mismo nivel. Por ejemplo, resulta necesario combatir el pacifismo pequeñoburgués que pretende convertir este movimiento en uno legaloide, blanco y encaminado a una supuesta justicia en las urnas. Pero también hay que crear organización dónde predominan las actitudes de quienes piensan que la violencia por sí misma es revolucionaria.

El momento exige de estudiantes, trabajadores y campesinos saltos en su conciencia y práctica, para colaborar en la lucha de una forma más efectiva y duradera. La campaña “Justicia por Ayotzinapa significa…” busca impulsar entre estudiantes una organización más estructurada; entre trabajadores mayor combatividad y clasismo; con los campesinos el fortalecimiento y avance del control territorial.

El PCdeM está seguro que llevando a cabo acciones que impulsen los objetivos de su campaña se fortalecerá el movimiento clasista en México, lo que nos dejará mayor organización para futuros momentos de la lucha. Además, al darle impulso a los objetivos específicos que se persiguen en ésta lucha, se fortalece al proletariado y a los explotados, dejando claro a la burguesía que no le vamos a permitir que nos reprima impunemente por organizarnos y luchar por nuestros intereses.

El llamado de esta campaña es a mantenerse en la lucha. Es necesario impulsar la combatividad al mismo tiempo que la organización. De nosotros depende impulsar y crear las condiciones para lograr verdadera justicia para Ayotzinapa.

¡Todos a luchar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s