El Informe, nuestro método y el aeropuerto

IMG-20140903-WA0001

Ernesto Armada

¿Debemos prestar alguna atención a lo dicho por Peña?

Esta semana los medios de comunicación convencionales no paran de hablar del 2do Informe de Gobierno de Peña Nieto. Por otro lado, las organizaciones del pueblo suelen despreciar como viles mentiras estos actos de intensa propaganda gubernamental. Mientras que un amplio espectro de organizaciones políticas y supuestos analistas nos intentan convencer de lo que dicen que dijo su presidente.
Tenemos enfrente un enemigo poderoso que ha conseguido aprobar reforma tras reforma sin ninguna oposición efectiva. Conocer al enemigo es una prerrogativa básica de lucha. En este sentido, el Informe representa una brecha para conocerlo, pues el administrador del negocio (Peña Nieto) le rinde informe a sus patrones: la burguesía.
Cualquier pretensión de verlo como una rendición de cuentas al pueblo de México, se equivoca profundamente.
Como es un informe a sus patrones, necesariamente dirá las verdades a su modo y les mostrará sus intenciones. Maquillar la realidad y darle cuenta a sus jefes, es la labor del “Chacal de Atenco” en el Informe de Gobierno.
La nuestra, es contrastarlo con la realidad. Hacer ahí la crítica para no quedar atrapados sólo en la cuestión ideológica. Para, a partir de ahí, intentar intervenir en la realidad, en la realidad en la que estamos inmersos.
Dice Peña, por ejemplo, que el “nuevo proyecto” del aeropuerto no expropiará tierras comunales, que no vulnera los derechos de los pueblos. Debemos creerle que va a hacer un megaproyecto para ampliar el aeropuerto. Les está diciendo a sus patrones que ahí pueden ganar un buen dinero, que les planchó las sábanas y que la mesa está puesta para que se sirvan con la cuchara grande.
De inmediato los chayoteros del gobierno hablan de la magnanimidad de Peña y hasta de un triunfo de Atenco.
Los hechos son necios y muestran que el proyecto sigue.
Muestran que el dicho: “las tierras sobre las que se construirá el proyecto son de propiedad federal”, significa que son los cientos de hectáreas comprados por Conagua estos años y que han venido denunciando los compañeros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, de San Salvador Atenco (FPDT).
En los hechos, pues, Peña Nieto da continuidad a las acciones de Calderón. Genera una asamblea comunal espuria que pretende vender tierras ejidales y la defiende por medio de golpeadores que confronten al FPDT.
Debemos celebrar que los compañeros tengan la claridad de lucha con un análisis que se basa en los hechos y que marquen el camino de lo que toca: seguir luchando.
Así, el priismo pinta de modernidad, desarrollo, progreso y bienestar su proyecto. Que es el proyecto de sus patrones, el proyecto de la burguesía.
Para el pueblo sólo es más explotación y miseria. Que no se engañe nadie, nos toca estar juntos. Como en el foxismo, hagámonos fuertes para echar abajo el aeropuerto al lado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y construyamos las opciones para encumbrar el proyecto de los que generamos la riqueza: los trabajadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s