Venezuela y América Latina de cara al imperialismo

marcha_a_favor_del_gobierno

Javier Saldaña Martínez/Colaborador Externo

A fines del siglo XX, la victoria electoral de Hugo Chávez se inscribió en el inicio de una nueva oleada de movimientos y movilizaciones sociales en América Latina. Rebeliones populares depusieron presidentes, como nunca alejados de su pueblo y cercanos a las transnacionales: en Ecuador a Jamil Mahuad y Lucio Gutiérrez, en Argentina a Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde, en Bolivia a Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa. Mientras esto sucedía, en Venezuela se pusieron en práctica las primeras medidas políticas y sociales del nuevo régimen, preparando el camino para la Asamblea Constituyente que elaboró la nueva constitución política del país, en este caso con innovaciones políticas y económicas que la desmarcan del tradicional modelo republicano-liberal.

Las reformas impulsadas por Chávez expresaron la voluntad de eliminar los mecanismos de la dominación oligárquica. Se modificó la estructura del Estado, se impulsó una nueva corriente de integración latinoamericana, se recuperaron los recursos naturales, cambió la política económica, fiscal y financiera, se ampliaron y garantizaron los derechos sociales y políticos. El alcance e influencia de estas medidas pronto se volvió regional y mundial.

Por eso, para el siglo XXI, Estados Unidos intensificó su política imperialista y neocolonial, reforzando el intervencionismo militar en América Latina, a fin de asegurarse el control de recursos naturales, la transferencia de plusvalor y el flujo de la fuerza de trabajo -la inhumana migración del sur al norte que reedita el comercio de esclavos.

Estados Unidos desplegó una estrategia multidimensional para enfrentar el cambio en la correlación de fuerzas en América Latina. Dicha estrategia se caracteriza por una intensificación del intervencionismo estadounidense en la región que no se había visto tan claramente desde la mitad del siglo XX: golpes de estado impulsados desde las embajadas estadounidenses, invasión militar directa o encubierta, asesinatos políticos, guerra económica y financiera, guerra psicológica contra la población, guerra mediática, presiones diplomáticas, propaganda negra, desabasto y desestabilización política.

Dentro de ese esquema, el imperialismo golpeó en los eslabones más débiles,  donde la correlación de fuerzas le favorecía. Por ejemplo, en Honduras y Paraguay la burguesía nacional rompió el orden constitucional y llevó a cabo golpes de estado con el apoyo, orientación y logística de Estados Unidos, al igual que lo intentó en 2002 y 2011 contra Hugo Chávez y Rafael Correa, respectivamente.

Tomando parte de esta ofensiva, los gobiernos colombiano y mexicano se alinearon plenamente con Estados Unidos y profundizaron las contrarreformas sociales, políticas y económicas. México y Colombia (Perú y Chile a la zaga) se consolidaron como los principales enclaves neocoloniales del imperialismo europeo-estadounidense en América Latina.

Refuncionalización del territorio, dominio de los recursos naturales, los energéticos y los minerales; control de mercado y rutas comerciales; transferencia de la riqueza a las naciones matrices del imperialismo y a sus burguesías; cooptación y represión de movimientos sociales; y, finalmente, la manipulación ideológica, son tan sólo algunos rasgos de la estrategia del imperialismo que explican la actuación de los Estados Unidos en Venezuela y América Latina. Pero, sobre todo, son hechos que justifican el uso de categorías como imperialismo, capitalismo y neocolonización, para comprender mejor nuestra realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s