El derecho a la educación es una demanda que deben reivindicar todos los jóvenes

unam-rechazados

Clara Ortiz

El fin de semana pasado, miles de jóvenes se presentaron al primer concurso de selección de este año para poder ingresar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): pero la inmensa mayoría no lo logrará. Se calcula que en este primer examen solo ingresará el 6.3 por ciento de los aspirantes. Así, cada año más de 120 mil aspirantes intentan por primera, segunda o hasta sexta vez entrar a alguna de las carreras universitarias, con la expectativa de tener un mejor futuro. Existen dos formas para poder acceder a alguno de los 43,000 lugares que aproximadamente se ofertan en el nivel licenciatura: a través del pase reglamentado o por medio de dos concursos de ingreso. De acuerdo con los datos del Portal de Estadística Universitaria, casi el 87 por ciento de los lugares para el nivel licenciatura son para los alumnos que estudiaron dentro del sistema de bachillerato de la UNAM.

El Estado engaña a los aspirantes y juega con sus expectativas al hacerles creer que todos compiten bajo las mismas condiciones. En los dos concursos que se realizan, muchos jóvenes se presentan al examen con una amplia desventaja. Pues un buen número de los aspirantes que no proviene del sistema de bachillerato de la UNAM, procede de las casi 5 mil preparatorias privadas que no cuentan con un registro adecuado ante la SEP (las llamadas escuelas “patito”), lo que las coloca como escuelas de dudosa calidad. Estos estudiantes deben competir con aquellos que egresaron de escuelas privadas más costosas, a las que solo tiene acceso una minoría, en donde presumiblemente los estudiantes reciben una mejor preparación. Esta situación genera una brutal competencia entre los estudiantes que concursan, porque la gran mayoría de ellos sale de preparatorias con muy bajos estándares de calidad, de las cuales egresan poco preparados para competir frente a los que vienen de escuelas con mejor nivel educativo.

Y para los jóvenes que no ingresan a la universidad pública, ¿qué otras opciones existen? ¿Qué pasa con aquellos que no pueden pagar una universidad privada? ¿Qué opciones les ofrece el mercado laboral? La respuesta ya la sabemos: nada o muy poco. El ofrecimiento es el desempleo o trabajos mal remunerados y sin prestaciones sociales, es decir, una vida de explotación y miseria sin horizonte de cambio.

Así, ante este desalentador panorama, no hay que bajar la cabeza ni seguir simplemente sumando personas como si solo se tratara de cifras destinadas a engrosar la categoría de “ninis” o la de explotados. Ya que cada número que aumenta las cifras de los rechazados por la universidad es un joven con el futuro truncado, son más expectativas frustradas y vidas indignas. Estas cifras que aumentan incontroladamente deben ser tomadas como motor para la transformación. Hay que indignarnos y organizarnos colectivamente para aumentar los cupos universitarios; es necesario pelear por mejores empleos con condiciones adecuadas; hay que canalizar la energía de los jóvenes para la lucha y no para el conformismo. El derecho a la educación es una demanda inmediata que deben sostener todos los jóvenes.

¡Únete al Frente Juvenil Comunista!

 Escríbenos a: frejuco@gmail.com

Anuncios

Un pensamiento en “El derecho a la educación es una demanda que deben reivindicar todos los jóvenes

  1. A los capitalistas no les conviene que el proletariado se profesionalice, pues al crecer la profesionalismo hay meno mano obrera y al haber menos mano obrera se en carece la misma, aquí les dejo una pequeña reflexión del trabajador de hoy en día, apropósito también de que se están dando muchos caso en los que se esta deteniendo a vendedores ambulantes y quitando puestos callejeros, por las políticas del el copetón para promover la formalidad.
    Te quieren sumiso, te quieren agachon, te quieren para que le lamas los huevos, eso es la formalidad o el trabajo formal, los empresarios mandan a quitar los pequeños comercios por que les afean las enormes emporios esclavistas, no te quieren pagar la capacitación por eso piden experiencia, te quieren explotar el mayor tiempo posible y tenerte ocupado para no leer y seguir estudiando, por eso piden disponibilidad de tiempo, y piden alta resistencia a la frustración para que no te deprimas y te des animes de tu odioso empleo, para poder hacerte como calzón de puta, para que no digas nada y si te atreves a reclamar tus derechos , eres conflictivo y de un carácter especial, y eso va contra las políticas de las empresas capitalistas,y hacen los posible para deshacerse de ese problema, pues ellos ganan más de la plusvalía del trabajador(es el excedente de trabajo el cual no se le paga al trabajador) ,que las ganancias de lo que fabrica. Esto es el capitalismo caníbal. Si la verdad es que la mano obrera del país esta muy dividida, los pocos sindicatos ya caducaron y están al servicio de los capitalista,poniendo al trabajador en bandeja de plata para ser explotado despiadada mente , se han perdido poco a poco los derechos y prestaciones, que nuestros abuelos y bisabuelos. conquistaron a sangre sudor y fuego, ya no se sale a marchar el primero de Mayo, el orgullo de ser obrero y proletario ya no existe, y a hora te llaman asociado y no trabajador para no darte tus prestaciones que como trabajador te corresponden, los trabajadores de “confianza”(administrativos, secretarias, gerentes subgerentes,auxiliares etc) no tienen derecho a ser sindicalistas,haciéndoles creer que son parte de una gran familia de la que ellos son socios, sin darse cuenta que solo son un trabajador más como el obrero, por que para los grandes magnate solo hay dos tipos de personas, las que están en su mismo estrato económico y las que están por debajo de el, se aprovechan de las personas que tienen necesidad, te quieren honesto, pero ellos no lo son, te quieren leal o que te pongas la camiseta de la empresa, pero ellos no se ponen la camiseta del trabajador, te llenan de deudas en tiendas y bancos usureros engañándote con falsas imágenes aspiracionales, tú deuda, tú salario en el sistema bancario, tú ahorro de tú esfuerzo de años, lo manejan ellos, y ellos se benefician diez veces más de lo que tú te beneficiaras cuando lo recibas, el derecho a la antigüedad no existe, así como el derecho a la pensión, el cual se ganaba por todo una vida de sacrificios y empeño en el trabajo, y no es todo hay muchas cosas que no están bien pero las personas callan por la necesidad de conservar su empleo. Pero no todos son así de sumisos, muchos no se agachan y tratan de buscar la vida honestamente, ya sea vendiendo tamales, palanquetas, dulces o con un puesto de jugos, muy dignamente, tal vez para ir la pasando, o no faltara el que se quiera hacer rico con esto, pero les dan batalla a los grandes magnates de los centros comerciales y comida rápida, que explotan y esclavizan al trabajador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s