Más sobre la historia de los diálogos de paz en Colombia

1991 Tlaxcala FARC

Los diálogos Caracas 1991-Tlaxcala 1992

Esta es la tercera entrega de una serie de colaboraciones destinadas a enmarcar históricamente los actuales diálogos de paz entre las FARC-EP y el gobierno colombiano. Las anteriores colaboraciones pueden ser leídas en este mismo blog con los títulos “Arando la paz en Colombia” y “El diálogo no es un camino nuevo para las FARC”.

Corresponsalía/Karabina. Noviembre de 2013. Al término de lo diálogos de la Uribe (1984), la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB), en la que se encontraba organizada la insurgencia colombiana, siguió buscando los caminos de paz, aún a pesar de la campaña de exterminio contra la Unión Patriótica, la ofensiva contrainsurgente y la ruptura de las treguas y acuerdos pactados con el gobierno.

Por su parte, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) reforzaron sus vínculos con la población, gracias al impulso de uniones solidarias, y asumieron un nuevo modo de operar frente a las agresiones del Estado.

En diciembre de 1990 el gobierno de César Gaviria, sin declaratoria de guerra, comandó la operación Centauro II, con el objetivo de atacar Casa Verde, sede del secretariado de las FARC-EP. Como respuesta, las FARC-EP emprendieron una campaña político-militar llamada “Comandante Jacobo Arenas, estamos cumpliendo”, en honor al educador, ideólogo y estratega de la organización que había muerto ese año. La campaña tenía entre sus objetivos afectar la infraestructura económica de la ciudad de Bogotá. Aunado a esto, la CGSB irrumpió pacíficamente en la embajada venezolana para obligar al gobierno a reanudar los diálogos de paz.

Todo lo anterior contribuyó a que se retomaran las conversaciones entre insurgencia y gobierno el 3 de junio de 1991[1] en Caracas, Venezuela, y posteriormente en Tlaxcala, México, donde fue notoria la solidaridad internacionalista del pueblo mexicano. En esta ocasión, el comandante Alfonso Cano planteó:

“Este diálogo y los acuerdos a que lleguemos no pueden tener referencia distinta a la convivencia pacífica de todos nosotros… es inaplazable, para avanzar en este objetivo, la revisión de estrategia y doctrina que orientan la actividad de las fuerzas militares y de los mecanismos de seguridad del Estado, que liquide la concepción del enemigo interno e implante una estrategia sustentada en la democracia y en la defensa de nuestra soberanía nacional”.

Dentro de las propuestas políticas presentadas por la CGSB en el marco de estas conversaciones con el Estado colombiano destacan las “Doce propuestas para construir una estrategia de paz”. Con ellas, la Coordinadora buscaba construir un gran acuerdo nacional que lograra no sólo el cese al fuego, sino también discutir en la agenda política —con participación del pueblo colombiano— los aspectos socioeconómicos del país, el asunto de los recursos naturales y energéticos, la función social del Estado; y la posible solución a problemáticas como la corrupción, el paramilitarismo, la impunidad; así como impulsar la reparación de los afectados por la violencia, mecanismos para garantizar los derechos humanos, una concepción de la democracia real y popular, la unidad nacional y la temática agraria, por mencionar algunas,[2] para construir estrategias que permitieran alcanzar la justicia social. Además, en la propuesta, la CGSB también realizó un intercambio epistolar con intelectuales y sectores de la población donde dejó claro su rechazo al narcotráfico, ubicándolo como un problema inherente al capitalismo. Con todo lo mencionado, la insurgencia mostró la relación directa entre el conflicto armado en Colombia y los problemas socioeconómicos y políticos imperantes.

Los diálogos se rompieron ante la falta de voluntad política del gobierno de Gaviria que apostaba por la llamada “guerra integral” que pretendía, con apoyo estadounidense, exterminar a la guerrilla en año y medio. El incremento de la fuerza pública y la constante puesta en marcha de operativos militares por parte del gobierno, además de la modificación de la agenda de discusiones, que había sido previamente acordada, truncaron nuevamente las posibilidades de una salida dialogada al conflicto social y armado que vive Colombia. Se impuso la pax romana elegida por el régimen.

Ante esta actitud del Estado y con la intención de discutir y organizarse para proponer y llevar a cabo una transformación de Colombia y luchar por su segunda independencia, las FARC-EP realizaron su Octava Conferencia Nacional de Guerrilleros en la Uribe, Meta, en la que participaron delegados de más de 60 frentes, quienes ratificaron como forma de lucha la político-militar, acompañada de la organización social y popular en otros frentes como las uniones solidarias, las milicias y lo que sería posteriormente el Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia.

En la conferencia, las FARC-EP presentaron la “Plataforma para un gobierno de reconstrucción y reconciliación nacional” que plantea una propuesta política para que los diferentes sectores y el pueblo colombiano caminen en la solución del conflicto social y armado. Como dicen ellas mismas: “para trabajar por la conformación de un gobierno nacional, pluralista, patriótico y democrático”.

Es esta Plataforma que enarbolan hasta ahora en una larga y fuerte persistencia por alcanzar la paz con justicia social, tal como lo habían planteado años atrás al presidente Virgilio Barco, expresan: “Queremos dejar al país una constancia histórica sobre nuestros llamados a continuar el diálogo y la negociación. Pero si nos imponen la guerra, responderemos a ella con el respaldo de todo el pueblo”.

 


[1] En el lapso en que se desarrollaron los diálogos, se desmovilizaron el Ejército Popular de Liberación (EPL), el Partido Revolucionario de los Trabajadores/Movimiento de Izquierda Revolucionaria “Patria Libre” (PRT/MIR-PL) y el Movimiento Armado Quintín Lame (MAQL).

[2] El documento completo con las propuestas de la CGSB se puede consultar en la página del CEDEMA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s