Estallan huelga en prepas del GDF

HUELGA IEMSJob Hernández

Era cuestión de tiempo. La huelga estalló en las 20 preparatorias del Gobierno del Distrito Federal este martes 07 de mayo a las 6:00 hrs. Los agravios se acumularon y la base trabajadora se decidió mayoritariamente por la suspensión de labores ayer, en una nutrida asamblea sindical. Alrededor de 25 mil alumnos no tendrán clase porque las autoridades del Instituto de Educación Media Superior (IEMS) se han empeñado en construir un modelo de relaciones laborales basado en bajos salarios, violaciones al contrato colectivo y en las peores formas de contratación, agravios que los trabajadores ya no están dispuestos a soportar más tiempo.

De acuerdo con el Sindicato Único de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS), “la propuesta de las autoridades fue insuficiente en cuanto al incremento salarial y la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo”. Tomando en cuenta un documento emitido por el Sindicato, podemos ver que el conflicto se mueve en torno de dos temas cruciales:

  • Acabar con la precariedad e inestabilidad laboral mediante la basificación y contratos por tiempo indeterminado para todos los trabajadores, punto sensible en el caso de decenas de profesores a los que se les mantiene en la precariedad con contratos de seis meses, cuya renovación nunca es segura, sin reconocimiento de la relación laboral en el caso de los asesores del sistema semi-escolar (se les trata como “prestadores de servicios” y se les contrata por honorarios). Algo similar ocurre con el personal de intendencia que se encuentra subcontratado, sin ninguna prestación y con salarios miserables.
  • Aumento salarial y de prestaciones porque desde el año 2010 no se otorgado un aumento a los salarios, lo que en el contexto de la brutal escalada de precios en México, se vuelve un asunto de vital importancia para los trabajadores.

Ante estas demandas, como siempre, la patronal prestó oídos sordos y estiró la cuerda, confiando en la infinita paciencia de los trabajadores. En repetidas ocasiones, ante los reclamos de solución, las autoridades recurrieron a la idea de que “prometer no empobrece”. Sólo promesas incumplidas han obtenido los trabajadores. Por eso, un afiliado al SUTIEMS agrega a los motivos por los cuales estalló la huelga  “el incumplimiento de los compromisos firmados en ocasiones anteriores” y ahora desconocidos por las nuevas autoridades del Instituto -encabezadas por Freyja Puebla López-,  pese a que la mayoría no requieren de una inversión económica.

Por si todo esto fuera poco, de acuerdo con declaraciones hechas  a la prensa por el Sindicato, la directora del IEMS ha vuelto una norma “retener los salarios de los trabajadores, así como despedir de manera injustificada al personal del Instituto” y contratar personal de confianza a discreción que goza de altos sueldos, por lo que “el conflicto va más allá de un incremento salarial y tiene que ver más con la falta de normatividad interna”.

Por supuesto, más demandas están sobre la mesa de negociación. El pliego petitorio del SUTIEMS contiene 19 puntos, propios de un conflicto de esta naturaleza, de carácter laboral. Sólo hemos destacado las líneas generales, los aspectos centrales de la batalla que ahora emprenden los trabajadores el IEMS, en torno de los cuales se moverá la resolución de la huelga.  Pero de entrada, lo que deja al desnudo la huelga de los trabajadores del IEMS es que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) es un patrón como todos: condena a sus trabajadores a salarios bajos, insuficientes para vivir y soportar el alza de los precios; impulsa el modelo de gestión laboral basado en el deterioro de las condiciones de contratación haciendo uso masivo de la subcontratación y la contratación por honorarios; y utiliza el patrimonio público a su conveniencia, favoreciendo a un grupo reducido de sus allegados que se despachan con la cuchara grande.

Lo que inmediatamente se espera es el linchamiento mediático de los huelguistas, el interminable juego de las negociaciones plagadas de meras promesas y la inflexibilidad del régimen que no permitirá que se rompa el tope salarial impuesto (fijado en 3.9 por ciento de incremento). De la misma forma, los trabajadores de base esperan un conflicto corto porque su experiencia les indica que la dirigencia sindical sólo estalla la huelga para amagar y lo hacen siempre por unas cuantas horas o días, siempre dispuestos a aceptar lo que la patronal “suelte”, aunque sean puras promesas.

De cualquier forma, en el clima anti-laboral que padecemos en México, la huelga de los trabajadores del IEMS es todo un acontecimiento y es bienvenida. Se suma a un proceso de ascenso de las luchas sindicales en medio de una crisis económica que amenaza con deteriorar más nuestras condiciones laborales y que espera no tener resistencia organizada. La huelga del SUTIEMS aparece para reafirmar que los trabajadores estamos de pie y luchando, a pesar de  todo.

¡Basificación de todos los trabajadores por honorarios o subcontratados!

¡Incremento salarial ya a los trabajadores del IEMS!

¡Reparación de las violaciones al Contrato Colectivo!

¡Cumplimiento de todos los acuerdos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s