Acumular riqueza a costa de los recurso naturales, la lógica del capitalismo

El Michoacano revolucionario.
Órgano de difusión del Partido Comunista de México en Michoacán

CONTENIDO: Los “biocombustibles”, otro engaño más del capital. El capitalismo frente a la naturaleza. La reforma agraria del 92.

PARA LEER COMPLETO DE CLICK AQUÍ: El michoacano revolucionario

EDITORIAL

A partir de la crisis ambiental que se presenta en México se registran fenómenos y datos preocupantes: con respecto al cambio climático ocurren prolongadas sequías en el norte del país, inundaciones recurrentes en el sur, además del aumento en la intensidad de huracanes, lluvias atípicas etc.

La deforestación en México es muy grave, ya que cada año se pierden entre 370 000 y 746 000 hectáreas de bosques y selvas, siendo uno de los primeros 10 países con mayor deforestación a nivel mundial, además esto ocasiona la erosión  de la tierra, la disminución en la captación de agua, desaparición de especies, etc.

El 73% de los cuerpos de agua continentales (ríos y lagos) están contaminados, no solo poniendo en riesgo la salud humana, sino además los cultivos y la diversidad biológica que depende de éstos.

La pérdida de biodiversidad es alta, decenas de peces de aguas continentales, aves, anfibios y mamíferos han desaparecido y algunos, al haber existido únicamente en México, desaparecieron para siempre del planeta. Además cientos de especies animales y vegetales están amenazadas y en los próximos años podrían desaparecer. En el mar la situación no es mejor, la sobreexplotación de algunas especies de consumo humano, ha causado inclusive problemas económicos entre los pescadores, la contaminación de los mares, y el establecimiento de infraestructura en las playas amenaza seriamente los arrecifes de coral y toda la fauna que los habitan.

La indolencia y despreocupación del Estado Mexicano y la burguesía, en muchos casos no es sinónimo de ignorancia, simplemente prefieren seguir acumulando riqueza a costa de lo que sea: i) se modifican decretos a fin de que Áreas Naturales Protegidas dejen de serlo o simplemente destruyen bosques, selvas, ríos o lagos, para poder realizar proyectos de infraestructura carretera, inmobiliaria y turística; ii) se insiste en la construcción de termoeléctricas despojando, en muchos casos de manera violenta, a las comunidades de sus territorios y afectando gravemente el medio ambiente; iii) otorga concesiones a empresas mineras nacionales e internacionales, sin considerar en lo mas mínimo a los legítimos propietarios, promoviendo el despojo y la degradación ambiental; iv) se impulsa el cultivo de especies nocivas como la “Palma Africana” para obtener “agrocombustibles”, incentivando el uso desmedido de agroquímicos y técnicas prohibidas en otros países, por sus efectos nocivos contra la salud humana y el medio ambiente, v) permiten que empresas sigan contaminado ríos, lagos y mares sin regulación alguna y sin compensar los daños al medioambiente o a las personas y  promueven la privatización de los servicios de agua potable.

Queda claro que al capitalismo no le importa la vida, no le importa preservar lo que no le genere ganancias, no le importa la explotación desmedida de los recursos naturales y las consecuencias ambientales, sociales y económicas. Lo que no sea un “buen negocio” para ellos, no lo van a cuidar. Serán capaces de pasar sobre sus propias leyes por acumular más riqueza, son y serán capaces de amedrentar, amenazar, desaparecer  a defensores que se interpongan en sus planes, y de seguir destruyendo bosques, contaminado ríos, en voz del “Progreso, crecimiento y calidad de vida”.

Pareciera que ante cualquier problema ambiental el común denominador es el interés económico de unos pocos, pasando por encima de los intereses del pueblo, pareciera que no hay otra alternativa, que hacerle frente unidos a las agresiones del capital y al Estado Mexicano, pareciera que después de muchos años de luchas aisladas con importantes victorias y derrotas, una batalla importante contra este sistema explotador, represor e inhumano se dará por la defensa de nuestros recursos naturales, de nuestros bosques, selva, desiertos, mares, nuestros lagos y ríos.

Dentro del programa del Partido Comunista de México nos proponemos apoyar y entablar luchas en contra de las empresas y grupos de poder que dañen el medio ambiente y los recursos naturales, o contaminen el aire, la tierra y el agua.

Además planteamos una nueva relación hombre naturaleza, donde no prevalezca la máxima producción a costa de lo que sea y sin importar a quien beneficie, sino por una producción dirigida a cubrir las necesidades de la población en general considerando los beneficios y limitaciones de la naturaleza.

Partido Comunista de México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s