Lo que logremos, lo haremos luchando y organizados

Palabras del PCM al Encuentro Estatal de organizaciones sindicales, estudiantiles, campesinas, indígenas y populares

Tiripetío Michoacán a 26 de Octubre de 2012

A todas las organizaciones presentes en este Encuentro Estatal de organizaciones sindicales, estudiantiles, campesinas, indígenas y populares:

Compañeros:

Desde hace algún tiempo, varias organizaciones entre las cuales se encuentra la nuestra, hemos hablado de la necesidad de conjuntar esfuerzos para enfrentar a un enemigo común. La afirmación sin duda no es gratuita, es agobiante la situación en que vivimos todos los trabajadores, comuneros, campesinos y estudiantes; incluso el sentido común nos indica que algo hemos de tener en común quienes somos pisoteados y oprimidos, así como es hasta cierto punto evidente que el enemigo al cual enfrentamos tiene algo en común.

Aún así, compañeros, nuestro deber como comunistas es señalar que el sentido común no es suficiente para trazar una táctica correcta, pensando en que nuestro rumbo estratégico está marcado por la victoria del proletariado en la Revolución Socialista con la consecuente derrota de la burguesía, quien actualmente funge como clase dominante.

Según nuestra perspectiva es necesario ponerle nombre a ese enemigo común, y es preciso además caracterizarlo. Pensamos nosotros que una lucha que no tiene bien claro a su enemigo, está condenada a la derrota, pues sólo si se cuenta con la buena suerte, las energías desplegadas darán en el blanco, pero además, ese blanco lo lograrán sólo de manera temporal, pues toda táctica sin estrategia no llega a ser realmente táctica sino, en el mejor de los casos, acciones aisladas de desahogo. Este pensamiento no excluye sin embargo la posibilidad de conjuntar esfuerzos con organizaciones de carácter gremial o locales en cuyos objetivos no esté fijado un rumbo estratégico, es simplemente que nuestro deber moral es señalarlo y utilizar herramientas legítimas como la prensa independiente, la argumentación y el debate para defender nuestra posición política ante la historia. Lo que sí excluye sin embargo es la posibilidad de conjuntar fuerzas con el enemigo o con quienes tengan un rumbo estratégico que sea contrario al nuestro.

En este caso, partimos del supuesto de que las organizaciones aquí presentes tenemos al mismo enemigo, que algunas de ellas tienen el mismo rumbo estratégico que nosotros, y que otras simplemente no lo tienen, pues el carácter de su organización no lo exige así. De cualquier forma, esta reunión servirá para aclarar dudas y acordar dentro de nuestras coincidencias el rumbo a seguir.

Recapitulando, podemos señalar que desde nuestra perspectiva el enemigo se llama “Capitalismo”, entendido este como el modo de producción imperante en la sociedad actual y cuyo principal motor es la acumulación insaciable de riqueza en su forma de capital, a manos de unos cuantos; pensamos pues que es el término científicamente correcto para nombrar al enemigo común. Es el enemigo de los obreros y trabajadores en general quienes son amenazados aún más en su condición de explotados, con la aprobación de la reforma laboral, es el enemigo también de los campesinos cuyo fruto de su esfuerzo se escurre de sus manos a través de la explotación directa, o bien de la usura y el comercio, es el enemigo de las comunidades que ven amenazados sus recursos milenarios a manos de esta clase ambiciosa que no cesa de escudriñar cualquier cosa con potencial de ser convertido en capital, es el enemigo de los estudiantes quienes aspiran a ser educados para ser libres y se topan cotidianamente con modelos educativos que sirven para hacer esclavos, es el enemigo de los reprimidos, de los desaparecidos, de los presos políticos. Independientemente de las formas, y peculiaridades, nosotros pensamos que cuando nombremos a nuestro enemigo, tenemos que decir capitalismo.

Así mismo, en lo político el enemigo es el Estado, como institución opresora por excelencia de la clase capitalista en el poder, independientemente de la división de poderes, del gobierno, de los nombres de los personajes de moda en la política burguesa o de la forma en que se repartan el pastel los partidos burgueses, a nosotros nos parece fundamental señalar que el Estado mexicano es enemigo de todos nosotros.

A partir de ambas premisas, nos encontramos abiertos a discutir las peculiaridades del Estado mexicano y del proceso de acumulación capitalista actual, pero no a olvidar ninguna de estas premisas, de hecho, insistiríamos en que así se tomaran en cuenta.

En cuanto a quienes podemos conformar este espacio, desde nuestro punto de vista pueden ser todos los convocantes y todas las organizaciones, concejos, sindicatos, comunidades, etc., que cumplan con el carácter de la convocatoria y que sean independientes de cualquier partido político burgués. Por lo que queda claro que según nuestra caracterización del capitalismo y del Estado mexicano, no podemos tener por aliado a ningún elemento que represente ni al capital ni al Estado, y para ser más específicos, nosotros estamos dispuestos a agotar la discusión hasta donde sea necesario hasta convencer de que el PRI, PAN, PANAL, PVEM, PRD, PT, y Movimiento Ciudadano son parte del enemigo, o hasta ser convencidos de que no lo son. Pero apegados a la posición marxista leninista, estamos obligados a debatir en términos científicos, y no de fé o de percepciones superficiales.

Por otra parte, atendiendo a la coyuntura actual, entendemos que el proceso de acumulación de fuerzas en el movimiento popular y clasista en Michoacán, existen tareas y objetivos de carácter urgente y por tanto son los que según nosotros, deben quedar como acuerdo elemental derivado de este encuentro, del cual habremos de derivar un plan de acción.

Naturalmente, si hacemos un recorrido lucha por lucha, veremos que podríamos elaborar una lista interminable de demandas y exigencias, sin embargo la experiencia nos dice que ese método es incorrecto pues en lugar de unir, divide, por lo que sugerimos englobar en cuatro puntos básicos, las demandas urgentes del Movimiento Popular Michoacano:

1.- Rechazo total a la Reforma Laboral, y por el derecho a la sindicalización democrática de todos los trabajadores, haciendo uso del derecho consagrado en el artículo 123 constitucional.

2.- Rechazo total a la Contrareforma educativa, dentro de lo cual se encuentra la ACE, la Reforma curricular en las escuelas Normales y la Reforma Universitaria en la UMSNH.

3.- Alto a todas las modalidades de represión política en contra de las organizaciones y las comunidades indígenas, la desarticulación de los grupos paramilitares y el respeto al derecho de la autodefensa de los pueblos.

4.- Destitución de Fausto Vallejo y Jesús Reyna, como un acto de elemental justicia por los atropellos cometidos contra el pueblo.

Sabemos pues, que ninguna de estas demandas resuelve de fondo los problemas originados por el capitalismo, sin embargo eso no excluye la posibilidad de enarbolarlas como demandas políticas inmediatas, dentro de las cuales podemos coincidir todos los aquí presentes.

Sobre los métodos de lucha, de nuestra parte simplemente insistiríamos en que la lucha del proletariado y de los explotados debe ser independiente, es decir, se excluye de ella a cualquier fuerza abierta o velada de la burguesía. Nuestra arma sería la movilización, el ingenio y la combatividad popular, por supuesto, organizada.

Acerca de los métodos organizativos, nosotros por tradición y convicción somos partidarios del centralismo democrático, sin embargo estamos abiertos a escuchar propuestas al respecto para este espacio. Independientemente de las distintas concepciones organizativas, pensamos que no debe faltar, ni por un momento, la observación de principios tales como la lealtad, el respeto, la honestidad entre compañeros y la camaradería, pues si nos dedicamos a hacer grillas entre nosotros, de seguro que el espacio de convergencia no prosperará.

Simplemente pensamos que la organización debe ser democrática pero eficiente, que se privilegien las decisiones por consenso pero que de no ser posible, pueda avanzarse con la mayoría, que los más posibles formen parte de las discusiones, pero que hayan mecanismos para resolver asuntos operativos de carácter urgente. En ese sentido, propondríamos la conformación de comisiones.

Compañeros, lo que logremos, lo haremos luchando y organizados, nada nos caerá del cielo ni de la gracia del enemigo, por ello es fundamental que construyamos este espacio y trabajemos eficientemente en él, no será fácil, pero si lo hacemos correctamente, habremos de construir una fuerza que sea capaz, primero, de detener la embestida del régimen, y después de convertirla en un instrumento que nos permita ir por todo aquello que los explotados merecemos.

Atentamente:

POR LA REVOLUCIÓN Y EL FUTURO COMUNISTA

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES… UNÍOS!

 PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s