Periódico 30-30, Número 3.

En este número:

  • Las mineras en México: Ningún control ambiental ni de salud pública
  • ¿Por qué no ha estallado la rebelión en México?
  • Columna: Primera Línea del Frente
  • Palestina existe ¡Reconocimiento ya!
  • Por la plena libertad de los cinco cubanos
  • Condena al asesinato de mineros sudafricanos
  • En Juan Galindo se mantiene la lucha del SME
  • Tercera parte de Urge la Unidad de los comunistas: Alarmante mutilación de derechos en México
  • Precariedad laboral en trabajadores de la educación: Miles de profesores sin derechos laborales
  • Falta de pago, retraso en la firma de contratos y despidos injustificados son algunos de los abusos en el IEMS
  • El SITUIIM en lucha por la sindicalización independiente y clasista
  • Platicando con Engels: Las clases sociales
  • ¿Qué es un cuadro?
  • Cartel desprendible CONTRA LA REFORMA LABORAL
  • Comunistas revolucionando el arte
  • Manifiesto del Sindicato de obreros, técnicos, pintores y escultores
  • El PCM, la mujer y su organización
  • ¿Qué hacer con los sindicatos?
  • En el metro: Los democráticos dejaron huella…
  • Arranca la formación político-sindical para trabajadores
  • Contra la reforma laboral

Editorial

En nuestro programa de Partido llegamos a la conclusión de que es necesario construir desde sus cimientos una organización que sea capaz de llegar a ser la vanguardia en la lucha del proletariado y todos los explotados por su liberación, pero además, que la construcción —tanto del Partido como de las instancias organizativas del pueblo trabajador— debe darse con la mayor independencia de clase con respecto a las fuerzas de la burguesía. Por ello hemos llamado de manera continua a la organización independiente, evitando que los partidos políticos de Estado (PRI, PAN, PRD, PT, PVEM, PANAL, Movimiento Ciudadano) puedan meter las manos dentro del movimiento popular, pues, según nuestro balance histórico, esto ha conducido a que muchos movimientos otrora independientes se atengan a la voluntad de nuestros enemigos de clase. La independencia de la clase proletaria también debe darse con respecto a las organizaciones de la pequeña burguesía, las cuales, queriéndolo o no, cuando llaman al pueblo a luchar, lo conminan simultáneamente a observar las reglas que la burguesía pone para hacerlo, las cuales no nos favorecen, pues han sido elaboradas por el enemigo.
Cada que viene una coyuntura electoral se repiten las mismas discusiones, promovidas en gran parte por dirigentes, militantes y simpatizantes del PRD, así como por algunas opciones organizativas de la pequeña burguesía, las cuales insisten en magnificar las diferencias entre la opción perredista y las demás, intentando convencer que ahora es el momento de que todos sumemos fuerzas en contra de, según sea el caso, la ultraderecha, la derecha, el PRI, el PAN, el PRIAN, el fascismo, etcétera. El problema que no alcanzan a ver quienes sugieren esto de manera bien intencionada es que la suma de fuerzas no se da simplemente así, sino que en los hechos acaba por ser el reforzamiento de una de las opciones preestablecidas del Estado burgués en México, la cual, aparentemente, es la opción predilecta para mostrar una oposición legal, democrática y fuerte, pero que siempre pierde.

Los comunistas estamos conscientes de que nuestro deber es apoyar a cualquier lucha que se oponga a la injusticia, así pues, nosotros estamos dispuestos a luchar en contra de las imposiciones de la burguesía; en contra de cada medida, reforma e iniciativa que atente o perjudique los intereses de nuestra clase proletaria, pero ese compromiso de ninguna manera nos obliga a sumarnos a iniciativas provenientes de nuestros enemigos, aun aceptando el supuesto de que haya algunos enemigos peores.
Durante la pasada coyuntura electoral fuimos frecuentemente invitados a sumarnos a la lucha anti-peña, a impedir el regreso del PRI y a sumarnos al apoyo a nuestros enemigos menos peores. Poco ruido nos han causado en nuestra vida interna esos llamados, pues nuestra militancia está muy clara de nuestros propósitos.
Sin embargo, hemos tenido que analizar otras situaciones más complicadas, como el momento coyuntural que vivió el Movimiento #Yosoy132 y la oposición a Peña Nieto, proveniente de actores políticos que no sólo no son nuestros enemigos, sino que respetamos en el mayor de los casos; sin embargo, aún dentro del respeto que sentimos por otras luchas, concluimos que por ahora era la misma burguesía y sus opciones políticas quienes tenían la posibilidad de utilizar la energía de aquellas expresiones, y que más tarde tenderían a diluirse, por lo cual decidimos, más bien, promover una organización con demandas propias de la clase, estructurada y permanente.
Algunos nos dirán necios, pero nosotros nos hemos enfocado a cumplir nuestros planes y a consolidar poco a poco una opción de lucha de los trabajadores. Lo que vimos en la coyuntura no nos sorprende y, simplemente, después de analizarla, seguimos concluyendo: no hay por qué alterar los planes, es preciso organizarse de manera independiente, luchar y construir el Partido Comunista.
Si construimos nuestra opción, llegará nuestro momento, el de los explotados de nuestra tierra, y si no lo hacemos, no sólo tendremos que luchar contra la represión en contra de un gobierno hostil, durante este sexenio, si no que pasarán más y más sexenios y la burguesía seguirá fortaleciéndose.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s