Pronunciamiento del PCM ante el 59 aniversario de la Revolución Cubana

También en Morelia, el PCM conmemora el 59 Aniversario del asalto al Cuartel Moncada

Seguro que esa madrugada del 26 de julio del 53 había miedo, había nerviosismo y la muerte rondaba por el ambiente, seguro que la posibilidad de una fuerte derrota era algo que ni Fidel, Raúl o Abel Santamaría desconocían; sin embargo algo superaba al miedo y al nerviosismo, la convicción de combate, la firmeza en la lucha, la comprensión de que la Historia ya había marcado el siguiente paso en la historia de Cuba, y con ella la historia de los explotados del mundo. Era imposible que hombres de la talla moral e histórica de quienes asaltaron el Cuartel Moncada, permanecieran un día más a la expectativa, después de tantos siglos de opresión colonial, después de décadas de represión dictatorial apoyada por el gobierno de Estados Unidos, después de tantos presos políticos, después de tantos asesinados, mientras el pueblo cubano sufría de las peores carencias en sus condiciones de vida; después de tantos agravios y ante tales condiciones, éstos hombres no hacían más que cumplir su cita con la Historia, su camino sería la victoria o hallarían la muerte al lado de su pueblo buscando conseguirla.

Es cierto, el asalto al Cuartel Moncada no fue un éxito en términos operativos y derivó en una masacre y feroz represión contra quienes lo llevaron a cabo, el régimen de Batista se regodeaba de su triunfo y hablaba del inevitable fracaso de la Revolución, que ciegos eran, que soberbios, que llenos de ignorancia histórica; más les valió regodearse ese día y los pocos años que seguirían en el poder, porque aquel 26 de Julio se había ya marcado el inicio del final de ese régimen proimperialista, porque ese día, el pueblo cubano supo de su vanguardia, supo de la existencia de un puñado de hombres y mujeres que no cesarían hasta alcanzar la victoria. Ese día Fidel y los suyos sabían que no habría marcha atrás, que el reloj de la Historia marcaba la hora del combate y lo librarían hasta el final.

La lectura de la realidad era la correcta, la disposición la necesaria, la táctica, la única posible dadas las condiciones objetivas, faltaba, tal vez algo de experiencia y de la combinación de nuevos factores que estarían por venir próximamente. La persistencia y convicción de los revolucionarios cubanos los llevó sin duda a marchar hacia la victoria. Fue necesario reagruparse, acumular nuevamente las fuerzas, combinar el trabajo persistente y paciente con  el arrojo revolucionario para marcar ese nuevo sol que brillaría a partir del primer día de 1959. Menos mal que Batista y el imperialismo celebraron la aparente derrota del 26 de Julio, porque sería prácticamente la última que sufriría la Revolución Cubana hasta ahora. Porque aquél 26 de Julio ha quedado para la posteridad como la fecha que indica el inicio del triunfo de un pueblo digno, aguerrido y rebelde.

Pero además es importante decir que la Revolución Cubana, su triunfo y consolidación marcó también la hora precisa en la lucha por la liberación de los pueblos oprimidos por el imperialismo, marcó pues la hora de los pueblos explotados de América en su batalla decisiva contra el imperialismo y también marcó una campanada muy significativa de la lucha de los explotados del mundo por el socialismo.

No por nada ha sido la Revolución Cubana quien ha despertado las mayores pasiones en cuanto a la lucha de clases se refiere en los últimos años, el ejemplo de Fidel, Raúl, Camilo y el Ché, entre otros grandes revolucionarios, fueron y han sido fuente de inspiración para millones de revolucionarios en todo el mundo, en Nicaragua, Colombia, Argelia, Angola, Vietnam, y en prácticamente todos los países del mundo donde exista alguna expresión de lucha revolucionaria o antiimperialista, la figura de estos grandes representa un aliciente para seguir adelante; mientras tanto, el gobierno de Washington, expresión política militar de la hegemonía imperialista en el mundo, sigue dirigiendo toda su batería diplomática e ideológica a tratar de desprestigiar a la Revolución que acabó en su suelo con el analfabetismo y la desnutrición infantil, sigue presionando a Cuba con un criminal bloqueo económico que perjudica la condición de vida de millones de cubanos, que sin embargo, siguen en pie de lucha convencidos de que es a través de la unidad combativa de su pueblo rebelde como han conseguido y seguirán obteniendo mejoras en sus condiciones para la existencia.

Luchas ha habido muchas, todas ellas dignas, pero la Revolución Cubana tiene una importancia singular por varias razones: Simboliza y representa la fuerza histórica de los principios y de la convicción y entrega revolucionaria, pues ha sido protagonizada por un pueblo pobre, el cual habita una pequeña isla que además se encuentra a tan solo unas cuantas millas de la cabeza político militar del imperialismo, pues mientras algunos piensan que ante la fuerza del enemigo sólo es posible aceptar su dominación suplicando por algún tipo de clemencia, los revolucionarios cubanos nos mostraron que precisamente por la fuerza del imperialismo, es necesario enfrentarlo con la mayor firmeza y convicción revolucionaria; la Revolución Cubana representa también la trascendencia histórica de la lucha por el socialismo y de ser consecuente con los principios del marxismo leninismo, no podemos engañarnos, los logros de Cuba en materia de educación, democracia popular, cultura, arte, deporte y salud, sólo son comprensibles si se entiende que la burguesía fue desterrada y despojada del poder para ser puesto en manos de los trabajadores, si se entiende que al educar no se busca lucrar sino liberar, que al hacer investigación biomédica se busca curar y no vender medicinas, que al generar discusión política se busca fortalecer el poder de las mayorías y no engañarlas para mantener en el mismo a la minoría explotadora; nada de esto hubiera sido posible sin la victoria del ejército rebelde y la formación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, sin la escuela revolucionaria de miles de maestros, médicos, entrenadores, profesionistas, trabajadores y artistas cubanos, quienes causan asombro por el mundo entero con su capacidad adquirida aún en medio de sus carencias.

La gratitud que los pueblos del mundo debemos a la Revolución cubana es inmensa, pues ella nos han dotado y nos siguen dotando de dignidad, de inspiración, de la esperanza de vernos en algún momento como constructores de nuestro propio destino, es por eso que no podemos regatear en nada la solidaridad con Cuba, con su Revolución, con el Partido Comunista de Cuba y con cada hombre y mujer que con el trabajo creador de cada día construyen el socialismo. Es por ello que no habremos tampoco de cesar en denunciar a la contrarrevolución, en denunciar el bloqueo y combatir a los enemigos de la Revolución cubana que son además, nuestros mismos enemigos. Por eso es que nosotros no llamamos solamente a la solidaridad sino al internacionalismo proletario, el cual implica la comprensión de que como trabajadores habremos de librar una sola lucha contra el capitalismo y que nuestra lucha romperá las fronteras, pues de su parte el capital golpea lo mismo al trabajador cubano que  a los trabajadores de México y del mundo entero.

Así pues, en estos momentos en que la burguesía imperialista trata de imponernos su más cruenta voluntad, y acaba con la vida de nuestros compatriotas denigrando las condiciones de vida de los trabajadores, en estos momentos en que nos dicen que no nos queda más que la resignación y obediencia al capital y al Estado, nosotros miramos a la historia, miramos a los nuestros, miramos a Cuba Socialista y gritamos:

¡VIVA LA REVOLUCIÓN CUBANA!

¡VIVA LA LUCHA POR EL SOCIALISMO!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡PATRIA O MUERTE…. VENCEREMOS!

 PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO

También en Morelia, el PCM conmemora el 59 Aniversario del asalto al Cuartel Moncada

Este 26 de Julio el Partido Comunista de México junto con las organizaciones agrupadas en la Asamblea Estatal de la Resistencia Popular en Michoacán, realizaron un acto político cultural en la Plaza Benito Juárez para conmemorar el 59 aniversario del asalto al Cuartel Moncada y el inicio de la Revolución Cubana.

Con este acto nos solidarizamos con Cuba Socialista y además tratamos de poner al orden del día la importancia histórica de la lucha comunista, dándole a la fecha emblemática un sentido combativo. El evento contó con ponencias orales y escritas por los representantes de las organizaciones agrupadas en la AERP, además de con el acompañamiento musical del cantor del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, Cayo Vicente, quien hizo resonar sus consignas y su música combativa en el centro histórico de Morelia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s