Lo que vive el pueblo palestino es un abierto genocidio